Imagen de la reciente apertura de las instalaciones del puerto al paseo del barrio del Molinar. | Redacción Local

La Associació de Veïns es Born d’es Molinar, con el respaldo de la Federació de Veïnats de sa Ciutat de Palma y diversas entidades del Molinar, reclaman a la Autoritat Portuària de Balears (APB) que desista de la realización de un concurso para la adjudicación de la gestión de la dársena y el edificio de las instalaciones del puerto de este barrio, Port Petit, una vez finalizadas las obras de reforma que ejecuta el organismo estatal. Estas entidades defienden que el puerto siga en manos del Club Marítimo Molinar de Levante (CMML), fundado en 1917, con independencia de los nombres concretos que lo puedan dirigir.

En una carta dirigida al hasta hace unos días presidente de la APB, Joan Gual de Torrella, y que también se remitirá a la presidenta del Govern balear, Francina Armengol; al alcalde de Palma, José Hila, y a la presidenta del Consell, Catalina Cladera, estas entidades vecinales expresan su deseo de que el club «continúe con la misma línea de trabajo que hasta ahora se ha realizado, ya que este club marítimo tiene una antigüedad de 100 años y en él se han impulsado siempre las tradiciones marítimas de Mallorca, como el tener mestres d’aixa, una profesión que se ha enseñando a las nuevas generaciones para que puedan cojan el relevo y no se pierda», expone Miquel Obrador, presidente de la Federació de Veïnats de sa Ciutat de Palma.

Los firmantes de la carta lamentan que el concurso obligará a la entidad hasta ahora responsable a competir económicamente con grandes empresas que luchan por hacerse con la gestión de puertos deportivos.

En la misiva se recuerda que «el Molinar creció junto al Club Náutico Portixol y el Club Marítimo Molinar de Levante y por ello forma parte de la historia, patrimonio e idiosincrasia de la barriada».

Los demandantes admiten estar «satisfechos» con la escuela del Club de Vela y con la restauración de las oficinas, del bar y el restaurante, así como con «el gran paso» que se ha dado al unir el puerto con paseo del Molinar. Pero demandan «que no haga un concurso de posibilidades y que podamos continuar con nuestro Club Marítimo».

Aprobado un concurso para la gestión de la dársena y de las instalaciones portuarias

El Consejo de Administración de la Autoritat Portuària de Balears acordó el pasado mes de julio por unanimidad sacar a concurso público la gestión de la dársena y el edificio de las instalaciones portuarias del club marítimo, con un plazo de explotación máximo de 20 años.

El Club Marítimo Molinar de Levante dejó de ser oficialmente concesionario de estas instalaciones en marzo del año pasado y para mantenerse en el puerto en el que está asentado desde 1917 deberá competir en este concurso con los proyectos de sociedades mercantiles y clubes náuticos tras los cuales hay grandes empresas. Desde la Asociación de Clubes Náuticos de Baleares se teme también por el futuro de un club «cuya labor social y de fomento del deporte náutico ha sido muy destacada».