Pasajeros con mascarilla recién llegados a Son Sant Joan. | Efe

30

El 9 por ciento de los positivos por COVID-19 registrados en Baleares entre el 11 de mayo y el pasado miércoles contrajeron el virus fuera del Archipiélago, según pone de manifiesto un informe del Servei d’Epidemiologia publicado esta semana.

El informe indica que entre el 11 de mayo y el 5 de agosto se contabilizaron 837 infecciones en Baleares. La inmensa mayoría de ellas, 765 (el 91 por ciento), son autóctonas –es decir, el virus se contrajo en las Islas–, mientras que solo 72 (el 9 por ciento) son importadas.

En relación a los casos importados, el informe señala que más de la mitad de los 72 positivos –concretamente, 39– se habían infectado en otras regiones del Estado, que 7 lo habían hecho en otros estados miembros de la Unión Europea y el resto, 26, en países extracomunitarios.

Cataluña y Madrid

La región del Estado que más positivos ha importado a Balears es Cataluña, con un total de 11 casos, y la segunda es Madrid, con 9. Desde que estalló la pandemia, estas dos comunidades autónomas son las que más afectadas por la enfermedad en el conjunto del Estado.

Noticias relacionadas

Extremadura y el País Valenciano ocupan el tercer lugar, dos regiones que han importado 6 casos cada una. Murcia ha importado cuatro casos, y Andalucía, el País Vasco, Castilla-la-Mancha y Navarra uno cada comunidad.

Respecto a las infecciones procedentes del extranjero, encabeza la lista Bolivia, con 9 casos importados. Le siguen Alemania, con 5 casos, Argelia y los Estados Unidos, con 4, y Ecuador, con 2 casos. Grecia, Indonseia, Kazajistán, Marruecos, Mauritania, República Dominicana, Reino Unido Senegal y Suecia han importado un caso cada uno.

Hay que recordar que el Govern ha reclamado en distintas ocasiones al Estado que le autorice a hacer controles sanitarios en los puertos y aeropuertos de las Islas a los viajeros procedentes del resto de España y de la Unión Europea. Actualmente, el Ministerio de Sanidad realiza controles (un cuestionario sanitario y una prueba de temperatura) a los pasajeros procedentes de fuera de la UE, pero no a los viajeros del resto del Estado o comunitarios.

La última vez que la presidenta del Govern trasladó esta petición a Madrid fue en la Conferencia de Presidentes Autonómicos celebrada hace diez días en La Rioja. Sin embargo, el Ejecutivo todavía no se ha recibido una respuesta.

En los inicios de la pandemia, el Govern consiguió que Madrid cerrara los puertos y aeropuertos salvo para el regreso de residentes que querían regresar a casa y para pasajeros del resto del Estado o del extranjero que podían justificar el desplazamiento por una causa de fuerza mayor.