Una turista se refresca en la fuente.

2

Una masa de aire cálido, que permanecerá al menos hasta el martes sobre el interior y mitad este peninsulares y Baleares, provocará un aumento significativo de las temperaturas durante el fin de semana.

Para el viernes se espera cielo despejado y temperaturas en ligero ascenso. Viento flojo variable con brisas costeras.

Para el sábado, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que vuelvan a alcanzarse los 36 °C. Cielo poco nuboso o despejado. Temperaturas sin cambios o en ligero ascenso, las máximas podrían alcanzar los 36 grados de forma puntual en el interior de la isla. Viento del suroeste flojo con brisas costeras.

El domingo la previsión es de cielo poco nuboso con algún intervalo de nubes medias y altas por la tarde o noche. Temperaturas sin cambios o en ligero ascenso, las máximas podrían superar los 36 grados en el interior de Mallorca. Viento de componente sur flojo con brisas costeras.