14

El Consell de Mallorca ha modificado el contrato con la empresa adjudicataria de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) para instalar una estación provisional con cuatro líneas en Peguera para intentar aliviar el colapso del servicio tras el parón por la covid.
La próxima semana comenzarán unas obras de tres meses para la instalación de la nueva infraestructura, que se prevé que esté operativa durante 10 meses, un plazo en el que se espera reducir de forma significativa la lista de espera.

En un comunicado, el departamento de Movilidad e Infraestructuras del Consell informa de que la nueva ITV provisional se ubicará en un solar de 5.000 metros cuadrados de Peguera, en el municipio de Calvià.

El conseller de esta área, Iván Sevillano, ha destacado que con esta medida espera que se reduzca «de manera drástica» la lista de espera, que ha acumulado miles de solicitudes por el cierre de las cuatro estaciones de ITV de la isla durante el confinamiento por el coronavirus.

«Se calcula que 63.000 inspecciones se vieron afectadas por el cierre de las estaciones de Son Castelló, Son Oms, Inca y Manacor durante el confinamiento», ha detallado el Consell.
En la nueva ITV se realizarán inspecciones a turismos y motocicletas, pero no a vehículos pesados.

La modificación del contrato con la empresa concesionaria tiene un coste de 1,5 millones de euros y contempla, además de la infraestructura técnica, la contratación de 24 trabajadores: inspectores, mecánicos, supervisores y administrativos.