Operación anticorrupción en la Autoritat Portuària de Balears

Joan Gual, un superviviente al límite

| | Palma |

Valorar:
preload
Caricatura de Joan Gual de Torrella.

Caricatura de Joan Gual de Torrella.

M. PINTO

Bucear en la biografía profesional y política de Joan Gual de Torrella confirma que se trata de un personaje excepcional, al menos en su acepción más rigurosa de fuera de lo común. Y es que pocos empresarios con su bagaje de fracasos acumulados a sus espaldas logran el beneplácito y el apoyo de los dirigentes institucionales, como es este caso con la presidenta del Govern, Francina Armengol.

Tras la estrepitosa derrota del PP en 2015, Gual de Torrella llega a la apetitosa presidencia de la Autoritat Portuària de Balears, un ente público que depende del Ministerio de Fomento –gestiona los puertos de titularidad estatal en las Islas– pero sobre el que el poder autonómico tiene un papel fundamental. De hecho, es Armengol la que propone su nombre de manera unilateral; el quejido de Podemos de manos de Alberto Jarabo fue acallado de inmediato. Había llegado el momento de hacer tabla rasa con el pasado de la APB, un auténtico polvorín cuyos sucesivos estallidos habían salpicado por igual al PP y al PSOE; y es que el dinero no entiende de ideologías. Y menos cuando se trata de mucho dinero.

El sector náutico de Baleares trabaja con cifras astronómicas, la capacidad de negocio es inmenso cuando el mercado está saturado y la competencia hay que buscarla a demasiadas millas en el horizonte. Clubes náuticos, amarres, marinas, restaurantes, bares, ... todo lo que linda con el mar es negocio; un gran negocio.

En este proceloso terreno ha sucumbido Joan Gual de Torrella, que defiende su inocencia para continuar en el cargo. Los grandes partidos no quieren cargar contra este restaurador que ha cerrado con deudas todos los establecimientos que ha abierto y que se ha labrado una carrera paralela, como dirigente institucional de la Cámara de Comercio y de la Autoritat Portuària. Entre sus colegas del empresariado balear no goza de gran predicamento, no en balde se fijan primero en la solidez de las cuentas bancarias que en los apellidos del interlocutor; una actitud muy diferente al de la política. Su futuro es incierto, entre otros motivos porque está pendiente del trato que le dé Madrid a un episodio en el que se interfieren disputas personales entre sus colaboradores –el papel de la abogada del Estado Pilar Ripoll es determinante– con los intereses de antiguos acreedores. La Fiscalía y la Guardia Civil no ha decepcionado con su habitual escenografía, lo cual no es garantía de nada vistos los antecedentes.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Salva
Hace 12 días

Existe un caso similar=Cuando Gabriel Canyellas nombró conseller a Pio Tur que venía de una derrota estrepitosa en las municipales..Alguna cosa vería o se verían mutuamente.

Valoración:0menosmas

Augur
Hace 13 días

Conocí a Juan en El GALLO, buen restaurante, luego en MENU, buena atención. Ahora no opino. Espero.

Valoración:3menosmas

pep
Hace 13 días

No pasará fret, a tengut Bones añades, y si a traer profit enhorabone.

Valoración:2menosmas

nuevo botifarra
Hace 13 días

Sería interesante saber cuando apareció oficialmente el Gual de Torrella año y edad de tan importante empresario estrellado por su total ineptitud e inteligencia lo conocimos como Juan Gual hijo de Perico Gual del RTE El GALLO desde entonces MSTER en quiebras

Valoración:15menosmas

Botifler
Hace 13 días

Botifarra amb mongetes

Valoración:13menosmas

Last of the mallorquins...
Hace 13 días

Pasará de ir de comer a la carta a ir de comer de MENÚ...

Valoración:23menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1