Las patronales Acotur y Abone aseguran que los daños por los cierres de las calles son millonarios. | Angie Ramón

56

La Asociación Balear de Ocio Nocturno y Entretenimiento (Abone) y la Asociación de Comerciantes y Empresas de Servicios Turísticos de Mallorca (Acotur) han presentado este lunes un recurso contra la resolución del Govern que ordena el cierre de distintas calles de Magaluf y Playa de Palma para evitar el turismo de excesos y los contagios frente al coronavirus.

Según han informado las dos entidades, el recurso contencioso administrativo planteando una medida cautelarísima, que no han querido desvelar los demandantes, se ha interpuesto sobre la resolución de la Conselleria de Salud publicada en el Boletín Oficial de Baleares (BOIB) del 15 de julio.

En esta, se contempla el cierre de los comercios dedicados a la venta de alcohol y locales de restauración y ocio de las calles Miquel Pellisa y Pare Bartomeu Salvà (Playa de Palma) y Punta Ballena (Magaluf).

La secretaria general de Abone, Rosana Gabardón, ha explicado que con esta medida «se llevan por delante comercios que lo hacen bien». «No digo que sean la mayoría ni la minoría, pero hay empresarios que sí que lo hacen bien», ha asegurado.

Noticias relacionadas

«Creemos que no son las formas el cerrar las calles», ha añadido Gabardón, a la vez que ha reclamado más efectivos para que se controlen esos locales donde los empresarios no actúan correctamente.

Según ha indicado, esta resolución «es como si en las carreras de coches ilegales, en vez de realizar acciones para evitarlas, cortasen todas las carreteras». Ambas asociaciones ya anunciaron la semana pasada que emprenderían acciones legales contra el Ejecutivo balear por estas nuevas medidas.

«Estamos hablando de cierres de calles, de prohibición de actividad con licencias en vigor y en eso en absoluto estamos de acuerdo», ha explicado el presidente de Abone, Jesús Sánchez.

Desde Abone y Acotur han señalado que este martes entregarán a los grupos parlamentarios de PP, Ciudadanos y Vox una copia del recurso en la sede del Parlament balear.