Ramón Crespí.

7

Ramón Crespí, de 33 años, abandonó su nido en Calvià por el frío y la naturaleza de Finlandia. Allí, junto a su mujer, Laura Kaartinen, han creado ‘Nordinen Experience’, la primera experiencia no turística del mundo, una forma de «aprender viajando» por el país nórdico y conocer sus lugares más recónditos.

«Si pones a Mallorca y a Finlandia en el mismo punto, te das cuenta de que son totalmente antagónicos», explica. A partir de aquí empezó su curiosidad por descubrir más sobre su naturaleza y cultura. «Y pensé, ‘¿por qué no enseñar todo esto a otras personas?’». Y ya ha pasado un año.

Experiencia

Son muchos los mallorquines que ya han confiado en el criterio de este matrimonio durante siete días, que es lo que dura este pack de experiencias. Enseñan lo no turístico de la capital, Helsinki, lo más local de su comida y lo peculiar de sus paisajes. «Que hablemos español y tengamos relación con la Isla favorece más el vínculo con los clientes».

Ramón y su mujer ofrecen cabañas en mitad de la nada para disfrutar del paisaje de Finlandia.

Ramón se considera un emprendedor innato y, aunque muchos finlandeses le llama «loco» por escaparse «de la mejor Isla del mundo», su pasión por este país viene de hace años.

Ahora, su intención es explotar este negocio de viajes pero no descarta volver algún día a Mallorca. Como alojamiento, ofrecen sus cabañas en mitad de la nada para que los españoles conecten realmente con el paisaje de Finlandia. También enseñan a sus clientes a reciclar, a cocinar productos locales y realizan excursiones.