Pandemia de coronavirus

La atención a prostitutas creció en la pandemia

| | Palma |

Valorar:
preload
Muchas mujeres que ejercen la prostitución han recibido cobertura básica por parte de las Oblatas puesto que, en la mayoría de los casos, no disponían de ningún ingreso para sobrevivir. Esto ha generado que no pudiesen cubrir necesidades primarias como es la alimentación.

Muchas mujeres que ejercen la prostitución han recibido cobertura básica por parte de las Oblatas puesto que, en la mayoría de los casos, no disponían de ningún ingreso para sobrevivir. Esto ha generado que no pudiesen cubrir necesidades primarias como es la alimentación.

El Casal Petit de Palma, que forma parte de la congregación Hermanas Oblatas, atendió desde el 13 de marzo hasta el 21 de junio a un total de 370 mujeres que ejercen la prostitución, un aumento significante en comparación con las alrededor de 240 a las que asiste cada año. Son los datos que se extraen del último informe social de Oblatas del Santísimo Redentor denominado ‘Impacto de la COVID-19 en las mujeres que ejercen la prostitución y/o son víctimas de trata con fines de explotación social’, que presentaron ayer de forma virtual y en la que participaron la coordinadora del Casal, Magdalena Alomar; la responsable del Centro de día Al Alba en Sevilla, Marisa Cotolí ; y la investigadora Begoña Vera Guanche.

Nueva realidad

Aunque el consumo de la prostitución disminuyó, la realidad es que no desapareció. Se readaptó a un nuevo escenario: la tecnología. Magdalena Alomar apunta que «la situación de precariedad, pobreza y exclusión que viven las mujeres que ejercen esta profesión se ha visto muy agravadas por la crisis sanitaria, mientras que el periodo de confinamiento ha provocado violencia, coacción y explotación por parte de los proxenetas hacia ellas», potenciando así la tecnología como nueva vía de consumición. «Se ha dado situaciones de mujeres que han tenido que pagar habitaciones o permanecer en los clubes sin que los propietarios cubrieran las necesidades básicas. Incluso, nos cuenta, llegando a racionalizar la comida».

Los programas sociales de Oblatas han ofrecido durante estos meses atención y seguimiento telefónico, así como formación, a las víctimas que solicitaban información, cobertura, orientación o acompañamiento. Pese a la dura realidad de estas mujeres, destacan la «positiva experiencia» que ha sido trabajar en red y la atención psicológica que se ha facilitado, ya que el confinamiento ha generado «angustia o apatía», como también «inseguridad por el futuro», llegando, en muchos casos, a replantearse dejar la prostitución.

El cibersexo o las videollamadas, nuevas formas de prostitución

El estudio que presentó ayer la entidad Oblatas del Santísimo Redentor, en el cual también se incluyen dos proyectos de Italia y uno de Portugal, constata el incremento de la tecnología como nueva forma de prostitución, como el cibersexo o las videollamadas.

Entre las consecuencias que ha supuesto esta práctica aparece el estrés emocional y el miedo. Destaca que las mujeres se han visto «sometidas y obligadas» a ejercer la prostitución durante la cuarentena a través de nuevos escenarios. Estas circunstancias han provocado un aumento en las peticiones de ayuda, lo que ha permitido a las asistentes descubrir clubes a los que antes no se habían accedido y conocer a más mujeres víctimas de trata.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Es tío Conco
Hace 23 días

@tofolino, a men , no siguis inocent , sa prostitucio i sa mariJuana no combè que sigui legal perqué a partir d'aqui per consumir-la te haurien de fer una factura i ja sabem qui son es majors consumidors de aquestas dues materias que siempre son amb negre i de vegades amb sobres ¿ Ou agafes ? Au, vaig a passetja una estona.

Valoración:menosmas

curial
Hace 24 días

¡Vaya susto! Creí haber leído que la atención de o por las prostituas había crecido...

Valoración:1menosmas

Francesc
Hace 24 días

Que no estalvien aquestes senyores?

Valoración:2menosmas

Anti Biel
Hace 24 días

A tu si que te poden donar barco de rejilla

Valoración:-3menosmas

Francesc
Hace 24 días

No estalvien aquestes senyores?

Valoración:2menosmas

Biel
Hace 24 días

No anam, no anam! Pagar imposts per mantenir les prostitutes ės un desastre més que aquests politiquel.los ens han servit. És una befa als contribuents. És hora de fer net, primer de politiquel.los i després de tots els seus protegirs: prostitutes, okupes i delinqüents de tota classe. Les prostitutes d'importaciø, barco cap a ca seva; les autœctones posar-les a collir ametles ara que ce la temporada.

Valoración:4menosmas

Quasimodo
Hace 24 días

Con el confinamiento hemos perdido otra oportunidad única de cambiar muchas cosas. Turismo de borrachera, todo incluido, delincuencia y prostitución, entre otras cosas, se podrían haber combatido, pero con ese Govern que tenemos no iremos a ningún sitio.

Valoración:9menosmas

@ azrael
Hace 24 días

Las que encerraban se reformaban,o terminaban encerradas de por vida?

Valoración:-5menosmas

tofolino
Hace 24 días

No seria més humà legalitzar la prostitució? Desafortunadament hi ha puteros que cerquen la prostitució i les màfies se n'aprofiten. Si sigués legal, seria més humà i més segur per elles. No fer res és masclisme social

Valoración:12menosmas

azrael
Hace 24 días

Antes de las encerraba para que se reformasen...ahora parecen pobres víctimas y las ponen en un altar. Porqué no las mandan a sus países para que las atiendan allí?

Valoración:12menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2