¿Magalufación de la costa inglesa?

| | Magaluf |

Valorar:
preload
Imagen de una playa de Bournemouth.

Imagen de una playa de Bournemouth.

Magalufación es un término largo y difícil de pronunciar, pero fácil de entender. Si los turistas británicos no vienen a Punta Ballena, ¿a dónde irán? ¿Qué destino se va a magalufar? La semana pasada ciertas playas británicas sufrieron un aluvión de turistas compatriotas. En concreto, Bournemouth recibió la visita de miles de bañistas desconfinados y en la playa dejaron 12 toneladas de basura. Tampoco se han librado Norfolk, Exmouth y Southsea. Y en el parlamento británico se ha llegado a criticar este comportamiento en las playas británicas, que ha dejado a sus vecinos horrorizados, con episodios como peleas callejeras, defecaciones en jardines privados o fiestas clandestinas.

Y mientras tanto, Punta Ballena sobrevive con sus puertas cerradas casi al 100 por cien. Todo esto en un año en el que han aparecido ensayos y obras artísticas que se centran en Magaluf, meca del desenfreno británico, diana de quejas vecinales y ahora, referente cultural popular. Tal y como señala Tomeu Canyelles, autor junto a Gabriel Vives del ensayo Magaluf, més enllà del mite, señala que las imágenes vistas hasta ahora en las costas británica «no llegan al extremo de Magaluf. ¿Existía el turismo de borrachera antes en sus costas? Igual no lo veíamos hasta ahora».

En este verano «atípico e histórico los británicos verán en su tierra como pasan las vacaciones. En Magaluf ha pivotado el concepto de vacaciones y permisividad: hacen cosas que en sus países no harían». Como primer testeo, el pasado fin de semana desconfinado de Gran Bretaña demostró que «no cumplen con la distancia social. Lo que me lleva a preguntarme que si no lo hacen allí, ¿lo harán aquí?».

Eso sí, las toneladas de residuos dejadas en las playas de Bournemouth no son un comportamiento exclusivo de los ingleses y basta ver el rastro que se dejan en nuestras costas tras la noche de San Juan o «la acumulación de gente en Ciutadella, sin mascarillas y la plaza abarrotada. El motor para que todas estas personas decidieran acudir, ya sea Menorca o Gran Bretaña, es la necesidad de fiesta, que es un alimento para el alma».

El destino turístico de Magaluf despuntó en el ocio nocturno de la década de los 70 y 80 como reclamo para jóvenes que optaban al paquete 18/30 (de 18 a 30 años) que el desaparecido Thomas Cook ya lanzó en 1968. Ahora, Magaluf vive una temporada inusual que, según Tolo Deyà, decano de la Facultad de Turismo de la UIB, carece de esos británicos que «no actúan en su país igual que aquí. El mercado británico ha sufrido un parón y no viajarán al extranjero pero su necesidad de vacaciones sigue estando. Ahora se quedan allí y las reservas británicas, aunque ya se mueven, van retrasadas respecto a los alemanes».

El año pasado Baleares recibió 3,5 millones de británicos y Deyà advierte que «aunque soy muy crítico con los británicos, hay cierto tópico con los hooligans. ¿Acaso los españoles no se emborrachan? Si se comparan con los Sanfermines, igual Magaluf es más light». Y rompe una lanza por el turismo inglés formado por familias y por el destino calvianer, «que tiene una connotación negativa que no se merece. Hay hoteles como el Barbados o Me Mallorca que no acogen este turismo. Desde hace dos años Magaluf ha cambiado y 2014 fue un año de inflexión».

Mientras tanto, Bournemouth se ha topado con hordas de turistas internos. Un destino «de segundas residencias de clases acomodadas. Es como si aquí empezaran botellones en Son Vida.

«Es difícil que instalaciones que tenían capacidad para 200 personas puedan acoger de repente a 50.000 , con su basura, sus orines y sus borrachos», señala Deyà.

El decano de la UIB advierte que en Mallorca «no se puede pretender ahora un boom de reservas del mercado británico, que está empezando a despertar. Las compañías necesitan una programación y no se llegarán a las cifras del año pasado».

¿Puede suponer este periplo postconfinamiento un momento de repensar Magaluf. «Puede que este destino no sea tan desastre. Aunque una parte tenga el perfil más impopular, también en Plaza Gomila había una gran concentración de jóvenes que bebían alcohol. El fin de semana pasado en Son Russinyol había botellón y no por eso, se puede pensar que todos los mallorquines somos así».

Mientras Magaluf arranca una temporada inusual, Bournemouth y aledaños sufren una invasión nativa jamás vivida. Y aún les dura la impresión.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

Antonia
Hace un mes

Ja era hora de que tastassin un poc de sa merda dels seus compatriotes. Que quedin a ca seva. Aqui no els trobarem a faltar

Valoración:4menosmas

pamboli
Hace un mes

encara acabarem desturistificant les illes, ànims a tots els empresaris britànics, que quedin a ca seva i que baixi la pressió humana de les illes

Valoración:5menosmas

Los Beatles
Hace un mes

El Brexit era esto, que los ingleses se quedan en GB y tan felices! Ahora es cuando los politicuchos, los empleados públicos y los funcionarios de ses Illes Balears no tendrán quien les pague sus nóminas, se van a comer los mocos!! Por qué no va a Bornemouth a cobrarles la ecotasa 🤣

Valoración:-3menosmas

Jean Paul
Hace un mes

Que gran estampa de Bounemouth y que tranquilidad para los residentes de Magaluf.

Valoración:26menosmas

Una
Hace un mes

A ver si con este comportamiento sus paisanos son conscientes de lo que los turistas Magalluferos hacen aquí. Vergüenza ajena.

Valoración:30menosmas

Jjj
Hace un mes

Les vendrá bien un año de usar sus playas para comparar clima, calidad y temperatura del agua, servicios, comida....si, al final saldremos reforzados.

Valoración:26menosmas

Tomeu
Hace un mes

La misma basura,meados en las calles y peleas que dejan aquí, está es la clase de turismo que quieren nuestros hoteleros, pura basura, pero ellos se enriquecen y a la isla y a la gente de aquí que le den

Valoración:23menosmas

Francesc
Hace un mes

Serà "magalufización", de sa coneguda paraula megalufitzar, no?

Valoración:-1menosmas

PepTONI
Hace un mes

VA BIEEEEENNNNN !!!! QUE SE LOS COMAN ELLOS...QUE SON SUYOS !!!!!

Valoración:28menosmas

Miguel
Hace un mes

Demostrado queda que la culpa de el comportamiento de estos energúmenos no es de magalluf,sinó de ellos mismos y la educación que reciben,seguro allí también saltan de los balcones pero la prensa solo se ensañará con magalluf. Magalluf debe anular el todo incluido y reformar hoteles como ha hecho el arenal y mejorar la calidad,con eso basta para eliminar la chatarra que viene a la isla y mejorar el turismo ¡¡¡

Valoración:24menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3