Refuerzo. AENA, tras las colas registradas el día 1 en los controles sanitarios en Son Sant Joan, reforzó este miércoles todas las medidas para evitar que los pasajeros llegaran a los controles sin haber rellenado los formularios COVID-19. La situación se normalizará en los próximos días.

55

La apertura de fronteras, el impacto positivo del plan piloto realizado en la Isla y que todos los indicadores sanitarios se mantienen estables, ha provocado un cambio sustancial en la demanda vacacional europea hacia Mallorca pese a la COVID-19. Las aerolíneas, tras nula actividad desde mediados de marzo, han cambiado de raíz sus previsiones para julio y agosto.

Un informe aéreo por mercados elaborado para la Agència Estratègia Turística Illes Balears (AETIB), dependiente de la Conselleria de Turisme i Treball, constata que las aerolíneas han programado para este mes un 50,5 % menos de asientos en comparación con 2019, porcentaje que baja al 24 % para agosto. Con estas previsiones, el aeropuerto de Palma contabilizará en julio un movimiento de dos millones de pasajeros, la mitad de los registrados en julio del pasado año (4.207.218), y en el próximo mes llegará a los tres millones. En agosto de 2019, Son Sant Joan registró un tráfico de 4.281.185.

Los cinco millones de pasajeros que contabilizará en estos dos meses Son Sant Joan eran impensables a principios de mayo, principalmente por el cierre de fronteras y el estado de alarma en la mayoría de los países comunitarios, así como por el hecho que las aerolíneas tenían en tierra a más del 90 % de su flota.

Noticias relacionadas

Mercados

Las cifras, por el impacto de la crisis generada por el coronavirus, quedan muy lejos de las de 2019, pero son sustancialmente mejores de las esperadas por el sector turístico de Mallorca en mayo y primera quincena de junio.

La demanda procedente de Alemania, Reino Unido, España, Francia, Suiza, Holanda, Dinamarca, Italia, Suecia, Polonia, Noruega, Austria, Bélgica o Irlanda, según el informe facilitado a la AETIB, crece de forma progresiva semana a semana. Esto justifica la apertura progresiva de establecimientos en los últimos días en Mallorca.

El aeropuerto de Palma, dentro de esta nueva dinámica y reactivación turística, supera esta semana el tráfico comercial que registran Madrid-Barajas y El Prat-Barcelona.
Este miércoles 1 de julio, Son Sant Joan tuvo un movimiento de 210 aviones, frente a los 178 de Madrid y 172 de Barcelona Ayer, día 2, el aeropuerto palmesano registró un tráfico de 212 aviones, mientras que Barajas llegó a los 184 y Barcelona a los 183. La demanda hacia Mallorca crece y se incrementará más aún a partir de mediados de julio con la llegada del turismo británico.