21

La Policía de Calvià tuvo que cerrar este pasado domingo el acceso a la playa de Portals Vells ante la gran afluencia de bañistas, coincidiendo con el gran número de embarcaciones fondeadas en la zona.

En la imagen que acompaña esta noticia se aprecia a decenas de embarcaciones, de todas las dimensiones y condiciones, amarradas frente a la cala, una imagen típica en verano, aunque inédita en este verano de la 'nueva normalidad'.

Las altas temperaturas de este pasado fin de semana, el último en Mallorca sin visitantes foráneos más allá de los miles que ha traído el plan piloto del turismo enarbolado por las administraciones, hicieron que los ciudadanos acudieran en masa al litoral de Mallorca.

Lo hicieron en general respetando las distancias, aunque en algunos lugares como en este del municipio de Calvià fue necesaria la intervención de las autoridades para cumplir con el debido distanciamiento social.

Este tema ha sido recurrente en las últimas horas a través de las redes sociales.