Previous Next

El Obispado de Mallorca y la Congregación de Misioneros de los Sagrados Corazones de Jesús y María han denunciado al misionero Gaspar Alemany por un presunto delito de los tipificados en el «Delicta Graviora» (sobre los delitos más graves) de la Santa Sede y lo ha apartado cautelarmente de los cargos pastorales.

El Obispado ha manifestado en un comunicado su voluntad de «seguir con la línea de protección a los menores y a los más débiles».

Como consecuencia de la denuncia cuyo contenido no precisa, el Obispado ha puesto en marcha los protocolos establecidos para este caso, «siguiendo la doctrina impulsada por la Santa Sede y explicitada por el papa Francisco, con el inicio de una investigación previa», detalla la nota.

Al mismo tiempo, el religioso ha sido apartado temporalmente de sus cargos pastorales, como medida cautelar.

Alemany es profesor y administrador parroquial en las parroquias de Sant Sebastià y el Beat Ramon Llull de Palma.