Vista general de la mesa redonda en la que participaron operadores turísticos de Alemania y responsables de Iberostar. | Pere Bota

4

Si algún destino está en óptimas condiciones para conseguir que este verano acudan alemanes de vacaciones ese es Mallorca. Representantes de importantes compañías turísticas de Alemania participaron ayer en una mesa redonda en el hotel Iberostar Selection, en la Platja de Palma, en el que se aprovecho para vender Mallorca como destino seguro ante más de un centenar de agentes de viajes germanos.

El acto fue organizado por el compañía Iberostar y contó con la presencia de su presidente, Miguel Fluxá, y de la consellera de Salut del Govern, Patrícia Gómez.

El ejecutivo jefe de la aerolínea Condor, Ralf Teckentrub, aseguró que su empresa lleva semanas preparándose para empezar las operaciones con Mallorca, pero precisó que este verano será imposible pensar que pueda haber hasta nueve conexiones diarias de algunos aeropuertos alemanes con Son Sant Joan, como en años anteriores.

Explicó que en los destinos cercanos será más fácil programar vuelos que en la larga distancia y explicó que será muy improbable que antes de octubre se programen vuelos al Caribe, por ejemplo. En el caso de Mallorca, insistió en que en un agosto normal llegan a programar más de 2.000 operaciones, pero este año se quedarán en la mitad. En cualquier caso, sí señaló que los alemanes tienen ganas de vacaciones.

Vuelos a 20 euros, no

En su opinión la crisis turística provocada por la pandemia durará al menos dos años, pero descartó que las compañías bajen precios para competir. «No se volará por 20 euros», dijo.

El presidente de la Asociación Alemana de Empresas Turísticas (DRV), Norbert Fiebig, fue más optimista y calculó que hasta dentro de dos años será improbable que se alcancen las cifras turísticas de 2019, cuando se movilizaron más de 35.000 millones. Opinó que la crisis dejará huella porque las familias perderán liquidez y eso puede tener efectos sobre sus vacaciones y espera a que por fin haya una vacuna para que el problema se solucione más rápido. En la mesa redonda participó además Svensk Schikarsky, vicepresidente del área Sol y Playa del turoperador alemán DER, Touristik, para quien resulta fundamental que los destinos se tomen en serio el problema de la seguridad, pero consideró que es imprescindible comenzar a hablar además de «emociones», como la de estar en Mallorca y ver desde la ventana «un mar turquesa» que no se ve en Alemania. Aseguró que será complicado llevar clientes a países como Turquía, Túnez y Egipto y calculó que hasta septiembre será muy difícil programar vacaciones en estos países. Afirmó que es muy probable que las compañías hoteleras hagan ofertas para asegurarse el mercado, pero también destacó que tanto Condor como Iberostar son dos empresas que apuestan más por la calidad que por bajar precio.

Con él coincidió el director comercial global de Iberostar, Finn Ackermann, quien recalcó que la política de la empresa no será ofrecer gangas, sino hacer que cliente se sienta seguro y disfrute de la calidad de los establecimientos.

«Hay que hacer ofertas para estimular el mercado, pero nuestra premisa debe seguir siendo siempre la calidad», señaló. Anunció que de los 15 hoteles que hay en Mallorca abrirán cinco, pero solo cubrirán el 70 por ciento de la capacidad de los establecimientos para poder garantizar la distancia. «La rentabilidad será menor, pero todos queremos que la maquinaria se ponga en marcha», subrayó.

Añadió que han trabajado con un asesor de la OMS para fijar los protocolos higiénicos en los hoteles y precisó que, si hay casos sospechosos, no se pondrá a todo el hotel en cuarentena, sino que se le aislará con su familia en una habitación específica de otros hoteles. Será la empresa quien asuma los gastos.

También anunció que la compañía tiene previsto comenzar a abrir hoteles en el Caribe mexicana a partir de la próxima semana para el mercado americano y después abrirán en la República Dominicana.

Deberes hechos

El primer ejecutivo de Lufthansa City Center, Markus Orth, destacó la importancia de celebrar actos como el de ayer para que los agentes comiencen a explicar a sus clientes que ya se puede viajar. Se mostró convencido de que Mallorca e Iberostar «han hecho los deberes» y por eso, pese a que la gente está muy indecisa con sus vacaciones, Mallorca se sitúa en primer lugar en las preferencias.

En el acto también intervino la consellera de Salut, Patrícia Gómez, para explicar que Mallorca es un destino seguro porque se han hecho importantes inversiones en materia sanitaria. «Sabéis que tenemos magníficas playas y buenos hoteles, pero también debéis saber que tenemos un excelente sistema sanitario», dijo.