Imagen de archivo de la edición del año pasado. | Pere Bergas

La junta directiva del Grup Güell ha informado este miércoles de la suspensión de la marcha «Des Güell a Lluc a Peu» de este año, ante la situación de crisis sanitaria, si bien mantendrá dos homenajes.

Después de consultarlo con los alcaldes de los ayuntamientos de la ruta a Lluc, los patrocinadores y colaboradores, todos coinciden en que, para garantizar la salud de las miles de personas que suele congregar esta marcha nocturna, es más conveniente anularla, ha informado la organización en un comunicado.

El Grup Güell ha acordado, no obstante, realizar dos de los actos de la marcha, entre ellos, el 1 de agosto, el homenaje anual al soldado Antonio Herrero, que falleció durante la ruta en 1994, cuando conducía un camión de agua potable cedido por la Comandancia Militar de Baleares.

El 2 de agosto, el Grup Güell asistirá a la misa en acción de gracias, la tradicional «misa dels marxaires», que cada año se celebra en el santuario de Lluc, la mañana de la llegada de los peregrinos.

La misa de este año hará en homenaje al recientemente fallecido fundador del Grup Güell, Tolo Güell.

Este año, la marcha estaba dedicada a la Asociación Balear de la Lucha contra el Cáncer, por lo que los organizadores están estudiando distintas posibilidades para mantener viva la esencia del Güell a Lluc a Peu, y apoyar a esta entidad.