Pandemia de coronavirus

Inés Hernández, una muerte inesperada

| | Palma |

Valorar:
preload
Inés Hernández falleció con el brote del nuevo coronavirus.

Inés Hernández falleció con el brote del nuevo coronavirus.

Inés Hernández falleció con el brote del nuevo coronavirus de forma inesperada el pasado 25 de marzo a los 78 años en Bunyola. En su familia nadie esperaba que esto sucediera, ya que se encontraba muy bien de salud.

Su nieta Irene Alcaide explica que su abuela acababa de volver de un viaje del Imserso con su abuelo; habían estado en Barcelona. Su cuñado y un amigo de la familia, que también estuvieron en el viaje, fueron los primeros en dar positivo en COVID-19.

Poco después, Inés y su marido Juan Alcalde empezaron a sentirse mal. Juan tenía patologías previas, pero Inés no. Irene recuerda con dolor que llamaron en numerosas ocasiones a las ambulancias, pero no iban ya que estaban saturados debido a los numerosos casos de coronavirus. Les mandaban medicación y les decían que tenían que pasarlo en casa.

Además, añade que su abuela empezó a tener problemas de memoria y coordinación, pero en aquellos momentos no sabían que era un síntomas de esta trágica enfermedad.

El 25 de marzo, el coronavirus acabó con la vida de Inés y su nieta lamenta que la ambulancia tardó cuatro horas en llegar. Cuando lo hizo, Inés ya había muerto y se llevó a Juan al hospital; afortunadamente, él sí ha superado la COVID-19 tras dos meses de intensa lucha contra el virus.

Irene sentía pasión por su abuela, para ella la mejor del mundo. Además, asegura con cariño que hacía «las mejores pizzas del mundo», tenía un horno de leña, y añade que siempre les decía que «el secreto está en la masa». En las palabras de Irene se desprende el inmenso amor y la añoranza que siente por su abuela.

Inés rondeada de su familia, que la adoraba

Inés y su marido se dedicaron a la hostelería de jóvenes, eran los propietarios de un bar de Son Gotleu, llamado 'El Parque'. Ambos habían estado toda la vida juntos y Juan lamenta que el coronavirus los haya separado de una forma tan drástica.

Palabras de despedida de la familia para Inés

-Manolo, su hijo mediano: «INÉS en esas cuatro letras cabe una madre, una abuela, hermana, amiga y consejera con amor y bondad infinita 💕, quererte fue fácil olvidarte imposible, t'estim MAMÁ».

-Juan Francisco, su hijo mayor: «No sabes la falta que me haces, siempre en mi corazón».

-Juan José, su nieto: «Te quiero abuela»