Carteles informativos en el aeropuerto de Palma. | M. À. Cañellas

25

El aeropuerto de Palma ya tiene operativos los protocolos y los controles contra el coronavirus ante la llegada a partir del próximo lunes, 15 de junio, de los primeros turistas alemanes de los 10.900 autorizados por el Gobierno para el plan piloto turístico que Baleares ejecutará durante la última quincena de este mes.

AENA se ha preparado para cumplir las medidas de control en el aeropuerto de Son Sant Joan previstas dentro del plan y que contemplan, entre otras cuestiones, la toma de temperatura de los pasajeros que lleguen a las Islas.

El Govern balear anunció este martes que los 10.900 turistas alemanes, entre los que se incluirán también aquellos que vengan a sus segundas residencias en las Islas, deberán someterse a toda una serie de controles tanto en el avión, como a su llegada a las instalaciones de AENA en Baleares.

Noticias relacionadas

No obstante, según confirmó la presidenta del Govern, Francina Armengol, estos turistas no serán sometidos a una prueba PCR ni se les exigirá de origen.

En caso de que un turista, tras rellenar el cuestionario sanitario y tomarle la temperatura, presentara algún síntoma sospechoso se le realizaría una prueba para confirmar si hay infección por COVID-19. Si la prueba resultara positiva, el turista, y sus familiares, serían aislados en uno de los hoteles que tiene previsto el Govern para este fin mientras fuera necesario.

MC10062002943.jpg

Aunque la actividad en Son Sant Joan es mayor desde que este pasado lunes, 8 de junio, se autorizada la circulación entre Islas, será a partir de la semana próxima cuando los aeropuertos de Baleares registren el mayor movimiento de pasajeros de los últimos meses al autorizarse la apertura internacional con este plan piloto con el turismo de Alemania.