Platja de Palma y Alcúdia son las dos zonas elegidas en Mallorca para alojar a los turistas alemanes en este proyecto piloto, en el que colaborarán cuatro establecimientos. Los hoteleros tienen preparada toda la infraestructura para acogerlos. | P.Lozano

39

Balears está pendiente del Gobierno central para saber si puede poner en marcha su plan piloto turístico y empezar a recibir turistas procedentes de Alemania a partir del 15 de junio. Estos turistas no tendrían que pasar la cuarentena impuesta a todos los visitantes de fuera de España hasta el 21 de junio. Así lo indicó el conseller de Turisme i Treball, Iago Negueruela, quien aseguró que desde las Islas confían en obtener la autorización de Madrid para su plan piloto «en las próximas horas». El conseller hizo estas declaraciones ayer por la mañana, tras reunirse con sindicatos y patronales en el seno de la mesa del diálogo social, por lo que la respuesta del Gobierno podría llegar este viernes.

Hace semanas que el Govern trabaja, junto con sindicatos y patronales, en la elaboración de este plan, que permitiría la llegada de hasta 5.000 turistas alemanes en todas las Islas. «Somos la única comunidad que ha presentado un plan piloto al Gobierno para recibir turistas en junio», aseguró Negueruela, quien recordó que la autorización final depende del Ministerio de Sanidad.

Todos los turistas que llegarían a Balears en el marco del plan piloto procederían de Alemania, «donde la situación epidemiológica es muy similar» a la de la Comunitat. El conseller Negueruela negó que el Gobierno haya puesto «escollos» para su puesta en marcha e insistió en que en las últimas semanas «ha habido un gran trasvase de información entre conselleries y ministerios ya que se trata de un plan pionero que jamás se ha realizado».

La presidenta de la CAEB, Carmen Planas, insistió en la necesidad de que Madrid autorice el plan piloto «para demostrar a los mercados emisores que Balears es un destino seguro» y lo consideró fundamental para que estos turistas «elijan las Islas» para sus vacaciones de este verano antes de que se decanten para otros destinos competidores. Por su parte, el presidente de la patronal estatal CEOE, Antonio Garamendi, ha defendido en los últimos días en diversos foros estatales la aprobación de este plan en pro del sector turístico balear. «La propuesta de prueba piloto es factible y será útil, además, para el conjunto de destinos turísticos españoles y permitirá poner en valor la seguridad de la marca España y recuperar la confianza de los viajeros para reanudar la actividad turística», indicó ayer por la tarde la presidenta de la Federación Hotelera de Mallorca, Maria Frontera, quien espera el visto bueno de Madrid.

Noticias relacionadas

También el presidente de PIMEM, Jordi Mora; y los secretarios generales de UGT y CCOO en las Islas, Alejandro Texías y José Luis García, respectivamente, valoraron la iniciativa de forma positiva e insistieron en «no correr, hacer las cosas bien y dar un mensaje de que Balears es un destino seguro». Precisamente ‘Balears: destino turístico de confianza’ es el título de la estrategia pactada entre el Govern y agentes sociales cuyo objetivo es «mejorar la seguridad de los turistas, ampliando la información de las medidas e infraestructura pensada en el control de la pandemia». La estrategia concluye que las Islas se encuentran «completamente preparadas» para poder afrontar una reapertura del turismo.

El Govern contará con apartamentos para turistas con coronavirus

El conseller de Turisme i Treball, Iago Negueruela, explicó ayer que la estrategia de turismo seguro de Baleares prevé habilitar de una serie de alojamientos turísticos para la realización de aislamientos domiciliarios para aquellos pacientes de COVID-19 que, por diversas razones, no pueden llevar a cabo el aislamiento de forma adecuada en su propio domicilio, incluyendo, entre ellos, a los visitantes diagnosticados durante su estancia en las Islas, así como a sus contactos estrechos.

El turista no podrá regresar a su lugar de origen hasta completar el tiempo de aislamiento. Se utilizarían en caso de no necesitar ingreso hospitalario.