Imagen de aeropuerto de Son Sant Joan, vacío. | Archivo UH

7

Otros 41 pasajeros de un vuelo internacional que este sábado llegó al aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, tendrán que pasar un periodo cuarentena, con lo que asciende a unos 700 el número de viajeros que han debido de aislarse a su arribada a Baleares procedentes del extranjero, según datos facilitados por la Delegación del Gobierno.
Estos vuelos procedentes de destinos de fuera España son controlados de forma diaria por la Policía Nacional y Sanidad Exterior.

El aeropuerto de Son Sant Joan registró este sábado la llegada de 402 pasajeros, mientras que otros 391 salieron de Mallorca en los 18 vuelos que operaron, según los datos de la Guardia Civil. Del total de operaciones aéreas registradas, 16 vuelos (ocho de llegada y ocho de salida) fueron trayectos nacionales.

Por su parte, el aeropuerto de Ibiza recibió 127 viajeros en siete vuelos de entrada y otros 154 abandonaron la isla en siete vuelos de salida. El aeropuerto de Menorca contabilizó a 38 personas que llegaron y 18 se marcharon de la isla en cuatro vuelos programados.
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las Policías Locales del archipiélago, identificaron ayer a más de 800 personas y 200 vehículos en los distintos controles realizados en las carreteras y otros puntos de la vía pública en el archipiélago. La mayoría de puntos de vigilancia se activaron en Palma, donde la Policía Nacional y la Policía Local identificaron a cerca de 700 ciudadanos y más de 150 vehículos.

Respecto a las infracciones detectadas ayer en el archipiélago, los agentes levantaron 48 actas administrativas por desobediencia por incumplimiento de las restricciones establecidas por el decreto de estado de alarma. La gran mayoría de propuestas de sanción, 43, se registraron en Palma, mientras que otras cuatro tuvieron lugar en Ibiza y una en Manacor.