En la Platja de Palma, Riu e Iberostar abrirán dos hoteles y en Alcúdia lo harán Garden y Viva. TUI, DER Touristik y Schauinslan son los touroperadores que colaboran. | M. À. Cañellas

24

Cuatro cadenas hoteleras, entre ellas Riu, Iberostar, Viva y Garden, se han propuesto al Govern para realizar pruebas piloto con turistas en la segunda quincena de junio, para así probar todas las medidas de control sanitarias anticoronavirus.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, anunció que «muchos hoteleros se arriesgarán a abrir porque es importante mantener el liderazgo de Baleares como destino turístico, pese a las dificultades generadas por la crisis sanitaria».

Armengol presentará próximamente al Gobierno central el proyecto para realizar pruebas piloto con grupos reducidos de turistas, que en su conjunto sumarían entre 2.000 y 3.000 visitantes. «Este flujo de turistas estarán canalizados por touroperadores alemanes. La idea es hacer corredores aéreos y marítimos seguros en las cuatro islas».

Touroperadores y ERTE

Los touroperadores que van a colaborar, según fuentes de Govern, son TUI, DER Touristik y Schauinslan Reisen.

Noticias relacionadas

«Lo lógico es que los turistas vengan con paquete turístico, es decir con avión, hotel, transporte terrestre y demás servicios. Los hoteles que se han propuesto están ubicados en Platja de Palma y Alcúdia, los cuales serán comercializados por los touroperadores», añadieron la mismas fuentes del Govern.

El hecho de que se haya optado por touroperadores germanos es porque Alemania se encuentra en unos niveles epidemiológicos muy parejos a los que imperan en Balears en lo que respecta a la COVID-19. Además, como es el caso de TUI, cuentan con compañía aérea y ello facilita toda la programación de los paquetes turísticos.

El único problema radica, y en esto el Govern es consciente de ello, es que el Gobierno central debe cambiar la actual regulación de los ERTE. En caso de no hacerlo será inviable poder realizar la prueba piloto con turistas en Mallorca.

«Si las cadenas abren un hotel, se ven expuestas a perder todas las bonificaciones a la Seguridad Social que propicia el estado de alarma. Esta cuestión está encima de la Conselleria de Turisme i Treball y, que sepamos, todavía no se ha trasladado esta problemática laboral y empresarial a Madrid», puntualizaron ayer asesores laborales de empresas turísticas.

La llegada de los primeros turistas alemanes se produciría el martes 16 de junio y el objetivo de touroperadores y hoteleros es que vengan por una semana y que luego se enlace con el inicio de la temporada de verano, prevista para el 1 de julio.

Asimismo, Balears y Canarias están presionando a Madrid para que los corredores aéreos y la apertura de fronteras con Alemania se produzca en la última semana de junio, para así acelerar la llegada de turistas.