Meliá prevé la apertura de 50 hoteles nacionales en la segunda quincena de julio. | Youtube Última Hora

21

Los turistas que aterricen este verano en Baleares se encontrarán con hoteles muy distintos a lo que se estaba acostumbrado antes de la pandemia. Posiblemente, las diferencias empezarán a ser palpables antes de llegar al destino cuando reciba un correo electrónico con todas las medidas de prevención y seguridad. Es la era post COVID-19: más segura, más limpia y más digital.

Los hoteleros de las Islas se preparan para hacer frente a una temporada turística con muchas incógnitas todavía por resolver. Iberostar, RIU, HM, Melià Hotels y Barceló son algunas de las compañías con más presencia en Baleares que ya han confirmado su apertura escalonada a partir de finales de junio.

Por el momento, los hoteles aprovechan estas últimas semanas antes de la llegada de visitantes para reinventarse y adaptarse a la que será sin duda una situación inédita. Una actividad hotelera que empieza más tarde que nunca y que su arranque estará marcado por fuertes protocolos de seguridad para garantizar la salud de sus empleados y clientes.

Las claves de los protocolos para la prevención del coronavirus

Meliá ha presentado este miércoles la fase piloto su programa 'Stay Safe With Meliá', es decir, la nueva realidad de sus hoteles para garantizar la seguridad de clientes y empleados.

Noticias relacionadas

Para ello, ha seleccionado algunos de los hoteles que la compañía prevé abrir en una primera fase, como «hoteles de entrenamiento». En dichos hoteles se han puesto en práctica los nuevos elementos de seguridad física, los flujos de personas para garantizar la distancia social requerida, los productos de higiene y desinfección, y los nuevos conceptos de gastronomía.

El primer cambio que recibirá el visitante será un mensaje con la información de las medidas y de cómo se desarrollará sus estancia. También se incorpora la conserjería digital a través de WhatsApp para la atención del cliente individual y grupos.

La directora del hotel Calvià Beach, Belén Sanmartín, ha explicado que el servicio de alimentos y bebidas dependerá de la ocupación de cada establecimiento hotelero. Si supera los 80 se podrá ofrecer buffet personalizado y si la cifra es inferior se basará en equipos de picnic.

Es decir, se adapta el buffet a formato 'mercado', manteniendo una amplia variedad de tipos de comida donde los cocineros servirán a los clientes. Por otra parte, también se reforzará el servicio de comida 'para llevar'.

En cuanto a los elementos de información para el cliente, la compañía se ha digitalizado, mediante el uso de pantallas y códigos QR, de modo que el usuario podrá consultar, por ejemplo, el directorio de servicios del hotel o los menús del restaurante directamente en su móvil, sin necesidad de tocar una carta física.