La Playa de Palma es la principal zona turística madura de Mallorca y de Baleares y cuenta con todo tipo de oferta turística y de servicios, de ahí que sea la mejor opción para realizar la experiencia piloto. | Redacción Local

116

La Playa de Palma será la zona piloto a nivel nacional para reactivar el turismo internacional durante la pandemia del coronavirus. El proyecto, propuesto por la CAEB, Agrupación de Cadenas, Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), Govern y que cuenta con el apoyo del Gobierno central, tendrá lugar durante mediados de junio, una vez haya entrado en vigor la fase 3 de la desescalada.

El pasado lunes tuvo lugar una reunión por videoconferencia entre el consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer; la copresidenta de Riu, Carmen Riu; la CEO de Iberostar, Sabina Fluxá; el copresidente del grupo Barceló, Simón Pedro Barceló; y la presidenta de CAEB, Carmen Planas. En el transcurso de la misma se incorporaron también presidenta del Govern, Francina Armengol, y el conseller de Treball i Turisme, Iago Negueruela, ante el acuerdo alcanzado por las principales cadenas y la CAEB de hacer un frente común para reactivar el turismo internacional.

Planas puntualiza que solicitaron al Govern que planteará al Ministerio de Transportes la posibilidad de crear corredores seguros «para permitir el tráfico de turistas bajo demanda y demostrar que, asumiendo el cumplimiento de todos los protocolos sanitarios, el sistema puede funcionar».

Noticias relacionadas

La presidenta del Govern, Francina Armengol, apoyó la propuesta, la cual tiene también el visto bueno de los sindicatos y la implicación de todos los sectores productivos turísticos.
Platja de Palma

Se barajaron varias zonas de la Isla para realizar la experiencia piloto, decantándose al final por la Platja de Palma. Por estar cerca del aeropuerto de Son Sant Joan, tener hoteles de todas las categorías y contar con toda la oferta turística y de servicios.

En principio, tres establecimientos, todavía por elegir, recibirán turistas centroeuropeos, en los cuales se pondrán en práctica todos los protocolos aprobados por Bruselas y por el Gobierno español en toda la cadena de valor turística. «Con esta ‘experiencia piloto’ planteamos habilitar un número acotado de vuelos para que los turistas que lo deseen, con el debido control sanitario en origen y en destino, puedan disfrutar de su estancia en condiciones de seguridad una vez que estamos constatando el creciente interés por viajar a Mallorca, como así nos están manifestando diferentes touroperadores, principalmente alemanes y británicos», apuntó Planas.

El reciente anuncio del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, a la presidenta Armengol de que a partir de finales de junio los aeropuertos de Balears podrán recibir turistas de la UE, es uno de los princiaples argumentos que ha motivado que la CAEB haya dado a concer esta iniciativa, en la que participa todo el sector turístico balear. «Queremos dar ejemplo para que esta experiencia pueda ser secundada por otros destinos nacionales y, además, lograr nuestro objetivo de abrir los aeropuertos al turismo internacional de forma generalizada y con las garantías sanitarias necesarias a partir de julio», puntualizó la presidenta de la patronal.