La apertura de comercios y negocios del sector de la restauración provocó este lunes que las calles de Palma ofrecieran una imagen más ‘normal’, gracias a la entrada en vigor de la fase 1 del proceso de desescalada. | M. À. Cañellas

11

El primer día de la fase 1 de la crisis del coronavirus en Mallorca y resto de islas sirvió este lunes para demostrar las ganas por reanudar la actividad empresarial y laboral. Las patronales CAEB y PIMEM resaltaron la actitud positiva de los empresarios para afrontar las consecuencias de una crisis viral que ha hecho trizas la actividad de todos los sectores productivos.

Ambas patronales coincidieron este lunes en su balance de la primera jornada en fase 1 en que con la actual desescalada se tienen que arbitrar todas las estrategias público-privadas para evitar el colapso económico en Baleares».

La presidenta de CAEB, Carmen Planas, afirmó: «Es prioritario retomar cuanto antes la actividad de las empresas y sectores que, garantizando la salud de las personas, sean capaces de satisfacer la demanda interna para evitar el colapso económico».

Jordi Mora, presidente de PIMEM, añadió que los empresarios «han olvidado el desánimo de estos días de confinamiento y están recobrando la ilusión por volver a trabajar».
El positivismo empresarial que ayer se pudo ver en las Islas es lo que Mora quiere que se aproveche «para superar esta nueva crisis y poder reanudar la actividad».

Después de más de mes y medio de paralización absoluta, dos sectores claves para la economía de las Islas, comercio y restauración, volvieron ayer a reabrir en un alto porcentaje sus puertas.

El vicepresidente de Restauración CAEB, Juanmi Ferrer, afirmó que «puede haber abierto en Palma el 20 % de la restauración y en torno a un 30 % lo concerniente a bares y cafeterías. Estos porcentajes irán a más a lo largo de los próximos días. En lo que sí hay que enfatizar es que la normalidad se haga con la máxima prudencia y distanciamiento social, porque en caso contrario podemos echar por tierra los logros alcanzados».
La presidenta de PIMEM-Restauración, Eugenia Cusí, reconoció que «no podemos hablar de porcentajes, pero estoy convencida de que ha ido acorde con la apertura del comercio en barriadas y pueblos».

Comercio

Noticias relacionadas

En cuanto al comercio, el presidente de Pimeco, Antoni Fuster, señalaba: «Un 80 % de los 3.500 establecimientos comerciales de Palma han abierto sus puertas con todas las medidas de seguridad e higiene. Calculamos que las pérdidas del pequeño comercio de Mallorca por la COVID-19 asciende a los 120 millones de euros».

Antoni Gayá, presidente de Afedeco, cifró la apertura en Palma en torno a una media del 35 al 60 % «dependiendo de las barriadas, pero lo que sí que hay que poner en valor es la ilusión de los comerciantes por recuperar el tiempo perdido y volver a ver a sus clientes»,
Un factor clave para incidir en una rápida recuperación de la productividad económica para CAEB y PIMEM es recuperar la actividad turística.

Planas, al respecto, consideró vital «conseguir abrir los aeropuertos de Baleares al turismo internacional cuanto antes y éste debe ser un objetivo a alcanzar no más allá del 1 de julio».

Añadió que para lograrlo «necesitamos saber la incidencia real del coronavirus y para ello es preciso aumentar extraordinariamente el número de test y, en este sentido, el compromiso empresarial es absoluto».

El Govern, por su parte, mantuvo este lunes una reunión con representantes de los agentes sociales y, tras ella, el vicepresidente del Ejecutivo, Juan Pedro Yllanes, y el conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela, valoraron la normalidad con la que transcurrió la jornada. Yllanes opinó que haber pasado por la fase cero, en la que se podía acceder a los comercios con cita previa, facilitó que la actividad arrancara con normalidad. De momento, los comercios abrirán con menos personal, para ir añadiendo trabajadores conforme aumente la actividad, opinó el vicepresident. Se calcula que en Balears hay 62.000 empleados en el sector del comercio, que deberán cumplir un claro protocolo en el que se apunta qué debe hacerse en caso de contagio.

El conseller Negueruela pidió a la ciudadanía que cumpla con las recomendaciones higiénicas y de distancia física entre personas especialmente ahora que ha comenzado la apertura del sector de restauración. También pidió que se respeten los horarios fijados para los colectivos más vulnerables para evitar contagios a este sector de la población.

Antes de su reunión con los agentes sociales, la presidenta Francina Armengol celebró un encuentro con la ministra de Turismo, Reyes Maroto, y con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. La ministra explicó que la Unión Europea abordará esta misma semana un plan de medidas de reactivación del sector turístico que ha presentado España en el que se incluyen medidas específicas para Balears y Canarias. La Comisión Europea presenta este miércoles sus recomendaciones y directrices para establecer unos protocolos homogéneos en todos los países que permitan recuperar la actividad aérea de forma segura y cuanto antes. Estos protocolos serán claves para favorecer la llegada de turistas a las Islas.