4

El Govern considera «injustos» los criterios de repartición del fondo de 16.000 millones de euros que anunció el Gobierno central para que las comunidades autónomas hagan frente al impacto causado por las crisis sanitaria desatada por la pandemia de coronavirus, ha indicado la presidenta de Baleares, Francina Armengol este domingo.

«Tenemos diferencias con el Gobierno de España sobre como distribuir estos 16.000 millones», ha indicado Armengol en un rueda de prensa telemática ofrecida al termino de la videoconferencia que el presidente Pedro Sánchez ha mantenido, como cada domingo, con los presidentes y presidentas de las comunidades autónomas.

El Ejecutivo encabezado por Armengol sostiene que Baleares debe tener un trato específico puesto que se trata de un territorio cuya actividad económica depende en gran parte del turismo, por lo que la distribución de esos fondos deben tener en cuenta que la crisis sanitaria ha dejado muy maltrecha la economía de las Islas.

El fondo de 16.000 millones no reembolsables está divido en tres tramos: uno de 10.000 millones de euros para el gasto sanitario, otro de 1.000 millones para servicios sociales; un tercer tramo de 5.000 millones para paliar la caída de recursos propios en las comunidades autónomas a causa de drástica disminución de la actividad económica.
«Solo hay 5.000 millones destinados a la caída de los ingresos, y nosotros en Baleares hemos tenido una buena contención de la pandemía pero un descenso de los ingresos y de la actividad económica más alta que en otros lugares de España, por tanto creemos que serán insuficientes», ha apuntado la jefa del Ejecutivo balear.

Según ha explicado la presidenta, el Gobierno español tiene previsto distribuir el próximo noviembre los tramo de 5.000 millones y de 1.000 millones de euros, mientras que el tramo de 10.000 millones sería «de 6.000 ahora» y resto en septiembre u octubre.
Armengol ha explicado que también su Govern considera injusta el criterio de distribución del tramo de 10.000 millones de euros para gasto sanitario, dado que según los parámetros que se emplean no tienen en cuenta que Baleares ha invertido en sanidad más que otras comunidades autónomas, y también ignora el hecho de que durante lo peor de pandemia esta Comunidad Autónoma ha evitado las UCI y la hospitalización en favor de Atención Primaria, además de haber medicalizado hoteles y adquirido material sanitario.

La presidenta Armengol ha indicado que el presidente del Gobierno español se ha comprometido a analizar las diferencia sobre los criterios de distribución, y ha apuntado que Baleares seguirá negociando con Madrid a partir de la próxima semana para tratar de sus demandas sean atendidas.

Además de la distribución del fondo de 16.000 millones, Armengol ha trasladado al presidente Sánchez la necesidad de revisar por insuficiente el déficit del 0,2 % para el año próximo, y la necesidad liberar los fondos de los ayuntamientos e instituciones insulares para que puedan destinarlos a paliar los efectos de la crisis.

Acerca de los ERTEs, la jefa del Ejecutivo de Baleares ha indicado que el Gobierno central «tiene contemplada la posibilidad» de prorrogarlos más allá del próximo 30 de junio y que trabaja de forma coordinada con la Unión Europea para trazar un plan de reactivación del turismo.

«Necesitamos unas normas de aplicación (sobre el turismo internacional) que sean comunes para toda la Unión Europea», ha dicho la presidenta.
Armengol ha explicado que durante la videoconferencia con Sánchez, los presidentes de las comunidades autónomas han pedido al Gobierno español la elaboración por parte del Ministerio de Sanidad de un protocolo de Seguridad para los centros educativos, que consideran «absolutamente necesario».