Una enfermera atiende a un paciente con coronavirus ingresado en Son Espases. | M. À. Cañellas

5

La Conselleria de Salut ha tomado muestras para someter a pruebas diagnósticas de la COVID-19 a hasta 200 trabajadores del Hospital Son Espases. La intención es realizar un estudio sobre el grado de inmunización del personal que trabaja en el centro sanitario y se ha empezado por aquellos que están más expuestos por tratar directamente con los pacientes positivos.

«El resultado lo tendremos la semana que viene y nos permitirá tomar decisiones. Después lo ampliaremos a otras zonas del hospital como urgencias, radiología o medicina intensiva y a otros centros sanitarios», explicó la consellera, Patricia Gómez.

Cabe recordar que muchos sindicatos sanitarios han solicitado en reiteradas ocasiones que se les realicen pruebas de diagnóstico a todos los trabajadores de la sanidad de la misma manera que se están haciendo cribados en todas las residencias de ancianos.