Los hermanos Xavier y Biel Àngel Morey, de Distribucions Túnel. | T. Ayuga

42

Las ventas de palo de Mallorca se han disparado en los últimos días tras las declaraciones del doctor Miquel Timoner, según quien las propiedades medicinales de este licor mallorquín pueden impedir el contagio del COVID-19.

El efecto que sus apreciaciones sobre el palo han tenido entre los consumidores en la Isla «ha provocado que hayamos pasado de vender 160 botellas por día a más de 3.000 en solo veinticuatro horas, que es la producción prevista para mes y medio», explican en Distribucions Túnel.

El administrador de la empresa, Xavier Morey, y su hermano Biel Àngel se mostraban este viernes sorprendidos por esta evolución de ventas y el impacto que ello va a tener en la producción de este licor en las próximas semanas.

Xavier Morey no quiere entrar en los aspectos científicos y sanitarios: «Solo puedo valorar los efectos revitalizantes que tiene el consumo moderado de esta bebida, que se trata del licor más antiguo de Mallorca y que siempre se ha caracterizado por sus propiedades medicinales».

La demanda en las grandes superficies y tiendas de alimentación en los últimos días ha provocado que Distribucions Túnel haya dado salida a todo el stock previsto para el próximo mes y medio. Morey añade que el palo es consumido a diario en la Isla por la gente mayor y resalta que el salto generacional «no ha tenido el mismo efecto entre los jóvenes».

Noticias relacionadas

Producción

Los datos de producción y comercialización registrados en la Direcció General d’Agricultura i Ramaderia i Desenvolupament Rural reflejan que en 2005 se comercializaron 95.060 litros de palo en Balears y que el pasado año se llegaron a los 36.497, con un caída del 20,7 % respecto a 2018.

«La bajada de ventas de este producto tan especial y artesanal ha sido progresiva en los últimos quince años, porque la demanda también ha ido a menos. Con este cambio de tendencia esperamos que se vuelva a poner de moda como aperitivo natural», puntualiza Morey.

La empresa cuenta desde hace más de 30 años con uno de los químicos más expertos en materia de licores, como es José Natta, que es el encargado del departamento técnico.

«Llevo elaborando palo más de tres décadas y lo considero un producto emblemático por sus propiedades. No entro en otros aspectos, pero lo que sí puedo es resaltar sus propiedades medicinales por contener en su elaboración botánicos que tienen alcaloides en su composición, como son la quina y la raíz genciana», afirma Natta.

El químico señala que el destilado de estos dos productos, junto al azúcar caramelizado, se hace a fuego de leña de forma lenta. «Todo esto le confiere un sabor especial que se combina con alcohol neutro con máximo nivel de destilazación». Natta se muestra satisfecho por el repunte de ventas «porque es un bebida típica de Mallorca que tiene efectos saludables».