Francina Armengol y Patricia Gómez, durante la reunión que han mantenido este martes con los expertos. | CAIB

19

Los expertos del comité de alerta de seguimiento del COVID-19 en Baleares han coincidido este martes en que la reapertura de puertos y aeropuerto debe ser una de las últimas medidas a aplicar en el desconfinamiento en la Comunidad Autónoma.

Así se ha puesto de manifiesto en la reunión que ha mantenido la presidenta del Govern, Francina Armengol, con los expertos del comité, para valorar la situación actual y las propuestas para cuando termine el estado de alarma.

Los expertos se han posicionado a favor de que la reactivación del tráfico aéreo y marítimo sea de las medidas que se adopten más tarde, para poder mantener la contención de los contagios. Además, consideran que una vez se reabran los puertos y aeropuertos, se tendrán que reforzar los controles sanitarios para los viajeros.

Según ha informado la Presidencia, Armengol ha estado acompañada por la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, quien en una rueda de prensa ha explicado que se está trabajando en un «documento borrador» con medidas tanto en el ámbito de la sanidad como en otros.

Gómez ha apuntado que en la reunión han hablado de cómo reabrir los puertos con «garantías de seguridad» y que han coincidido en que no se debe hacer «de golpe» sino «de manera progresiva». El comité está estudiando qué medidas se podrían solicitar en los aeropuertos y puertos de origen y cuáles se aplicarían en los de Baleares a la llegada de los pasajeros.

La reunión se ha celebrado por videoconferencia a las 10.30 horas. Han participado el director general del Servicio de Salud (IbSalut), Juli Fuster; el biólogo Sebastián Crespí; el investigador de Atención Primaria Joan Llobera; el epidemiólogo Maties Torrent -quien representará a Baleares en el grupo técnico que asesora al Gobierno del Estado-; la pediatra Marga Cañellas; el experto en enfermedades infecciosas Javier Arranz; el epidemiólogo Ildefonso Hernández; la directora asistencial del Ibsalut, Eugenia Carandell; y el director de la Fundación Impulsa, Toni Riera.