El 80 % de los casos activos de las Islas están hospitalizados. | M. À. Cañellas

37

Si no es una anomalía de fin de semana, el descenso de nuevos casos de coronavirus en Baleares se acelera mucho. Con los 27 nuevos notificados este lunes, los 22 del domingo y los 14 del sábado, las Islas son la autonomía que ahora mismo tiene una tasa de crecimiento de la epidemia más baja, según los datos del Instituto Nacional de Epidemiología: un -9,93 %.

Sólo se acerca a esa cifra Extremadura, con un -9,42 % mientras que la media nacional se coloca en un -0,63 %. Algo similar ocurre con otro indicador de la expansión del virus, el número R0, es decir, las personas a las que contagia un caso positivo. Cuando este número se sitúa en 1 los casos no aumentan y, cuando está por debajo, comienza la disminución. Baleares tiene ahora un 0,63, es decir, es la comunidad en la que más disminuye el número de enfermos. La media nacional es de 0,94 y solo dos territorios están por encima de uno: Catalunya y Castilla-La Mancha.

Baleares pasó de detectar en torno al centenar de casos al día la semana del 16 al 22 de marzo a colocarse en incrementos diarios de unos 60 la semana pasada. Sin embargo, los últimos dos fines de semana se ha producido el mismo efecto: el dato del domingo, que es el que se notifica el lunes es mucho más bajo que el del resto de días. Pasó el 22 de marzo (69 casos por los 78 del martes y los 84 del miércoles) y el domingo 29 de marzo, con 42 notificaciones, mientras que el martes fueron 69 y el miércoles 62. En esta ocasión, el domingo dejó 27 contagiados más que el día anterior. Balears tiene ya a 1.320 personas que se han infectado por el coronavirus SARS-CoV-2. De éstos 531 ya se han curado y han sido dados de alta, 70 casos en un sólo de día, y otros 81 han fallecido.

El domingo se registraron seis fallecimientos más de enfermos con COVID-19 aunque la Conselleria ha decidido dejar de facilitar más datos sobre las víctimas mortales que ya son 81.

Si al total de contagios se le restan las altas y las defunciones, Baleares tiene ahora a 708 personas enfermas. Más del 80 % están hospitalizadas y al resto se les hace un seguimiento a domicilio.

Noticias relacionadas

De éstos, además, hay 224 trabajadores o usuarios de residencias de ancianos y discapacitados, y 203 profesionales sanitarios. Ambos colectivos suman el 60 % de los contagios activos del Archipiélago. «La principal preocupación ahora mismo está en las residencias porque son lugares de fácil contagio y los usuarios son de alto de riesgo», aseguró el portavoz del comité de enfermedades infecciosas, Javier Arranz.

Respecto a los 18.000 test rápidos que el Ministerio destina a Baleares y que llegan con más de diez días de retraso, Arranz no supo decir con qué criterio y a qué población se les va a aplicar, ni siquiera si ya estaban en la Isla. Lo que sí se recibió ayer fue un nuevo cargamento de material sanitario adquirido por el IB-Salut, que se distribuirá desde Son Espases.

Salut prepara el escenario del desconfinamiento

«No hay que ponerlo en marcha mañana pero hay que prepararlo ya», dijo el portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas, Javier Arranz. Se refería al escenario de desconfinamiento sobre el que ya se estaría trabajando. Sin embargo, «la postura del Govern, Salut y el comité de expertos es mantener el confinamiento como mínimo hasta finales de mes», aseguró. Lo esencial es «evitar el repunte de casos y una presión importante sobre el sistema sanitario».

El doctor Arranz dio también su «opinión personal» sobre la recomendación de que se extienda a toda la población el uso de mascarillas. «Si no se usan bien puede ser peligroso», aseguró, prefiere que se dejen para «situaciones de alto riesgo» y se recuerden más las medidas de higiene.