La inmensidad de la Playa de Palma vacía, como consecuencia de la pandemia de coronavirus | P. Pellicer

24

La Asociación de Hoteleros de Playa de Palma ha exigido este lunes a los Ayuntamientos de Palma y Llucmajor que les condonen impuestos y tasas para apoyar la reapertura de sus establecimientos en el futuro. «No podremos volver a abrir si los gastos nos siguen comiendo», han advertido.

En un comunicado, la presidenta de la asociación, Isabel Vidal, ha denunciado que «no es de recibo», que los ayuntamientos pretendan seguir cobrando a los hoteles las tasas e impuestos municipales.

«No nos sirve, como anunció este domingo el Ayuntamiento de Palma, que nos los paralicen, aplacen, fraccionen o rebajen. No tiene sentido que la administración local nos ahogue a impuestos cuando tenemos todos nuestros hoteles cerrados. Nos están empujando a un colapso económico sin precedentes», ha protestado.

Vidal ha insistido en que necesitan liquidez «para volver a crear empleo». «No podemos tener en el cajón una montaña de aplazamientos de tasas e impuestos municipales pendientes de pago si la administración no arrima el hombro esto va a suponer una parálisis total de la economía», ha añadido.

En particular, la patronal hotelera ha pedido condonar el impuesto sobre actividades económicas; impuesto bienes inmuebles (IBI); tasa por la prestación de servicios relativos al tratamiento de residuos sólidos urbanos; tarifa de agua; tarifa de alcantarillado; tasa de recogida de residuos sólidos urbanos (RSU); canon de saneamiento; tasa de cargas y descargas; y reserva de espacio en la vía pública.