Imagen de comercios cerrados en Palma. | P. Pellicer

34

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, cree que la prolongación del estado de alarma obliga a adoptar medidas económicas en defensa de las empresas de Balears que, en su opinión, pasan por la suspensión del pago de impuesto como el IVA, el IRPF o las cotizaciones a la Seguridad Social. «Es urgente adoptar nuevas medidas en materia fiscal y ayudas a las empresas para evitar que esta prórroga agudice aún más la crisis económica desatada a consecuencia de las restricciones impuestas en la lucha contra el COVID-19», afirma en un comunicado.

Para Planas, ya no cabe simplemente aplazar las cargas fiscales porque su tramitación requiere tiempo «y muchas empresas están ya en situación de KO técnico y al borde del cierre».

Situación angustiosa

La presidenta de la CAEB asegura que estamos en un momento en el que miles de trabajadores y empresas viven una situación «angustiosa» tras semanas sin ingresos. Por ello pide que se adopten medidas que aporten liquidez a las empresas «porque la financiación no fluye a la velocidad deseada», pero los empresarios siguen teniendo que afrontar el pago de tributos a las diferentes administraciones.

Noticias relacionadas

La presidenta de la CAEB cree que es «ineludible» acelerar los mecanismos de liquidez para las empresas e incrementar el volumen de las líneas de avales aprobados por el Gobierno, así como agilizar al máximo la tramitación de los ERTE para todo tipo de empresas obligadas a parar su actividad para evitar agravios comparativos entre sectores y que se vean afectadas todo tipo de empresas.

«Hay que abordar el desconfinamiento secuencial para reactivar la economía», opina Planas, que pide que se apueste por reiniciar cuanto antes las actividades en las que se pueda garantizar la salud de los trabajadores.