Jaume Fornés.

21

El presidente de la Comisión de Industria en la CAEB, Jaume Fornés, afirmó este martes en IB3 que «Baleares no puede asumir que el 98 % de su industria esté parada, porque esta coyuntura va a lastrar el futuro de todas las empresas afectadas».

Fornés añadió que en estos momentos la actividad en los polígonos «es nula» y que está circunstancia «tendrá unos efectos económicos negativos incuantificables, pero sí podemos decir que las pérdidas van a poner en peligro la viabilidad de muchas industrias».

Afirmó que las empresas del sector industrial, la gran mayoría con un tamaño pequeño-mediano, «no pueden asumir costes tan elevados, pero el problema radica que en cuanto pase la actual crisis generada por el coronavirus no habrá presupuesto para que las empresas puedan reactivar su producción desde el primer momento porque no han tenido ingreso alguno durante este parón».

Consell de la Indústria

Preguntado sobre los créditos blandos aprobados por el Gobierno para paliar la actual crisis, Fornés apuntó: «Las empresas que tengan solvencia podrán asumir estos créditos, circunstancia que no podrán hacer las empresas que no tienen músculo financiero, que van a ser la mayoría. Es por ello, que criticamos desde la CAEB la medida adoptada desde el Gobierno de parar el cien por cien de la actividad industrial no esencial».

En este punto, el Consell de la Indústria, recientemente impulsado por la Conselleria de Transició Energètica i Sectors Productius, se reunió ayer para valorar los efectos económicos que está provocando la crisis de la COVID-19. En este sentido, y dado que representa uno de los sectores clave en la reconstrucción de la economía balear, este órgano ha reclamado al Estado la necesidad de recibir ayudas estructurales y que se garantice el abastecimiento de materiales industriales, «para poder dar respuesta a los servicios de reparación demandados por la población».