El Consell de Govern ha aprobado este viernes un decreto con el que aplaza sin intereses el pago de deudas tributarias de determinados impuestos, y amplía en un mes adicional los plazos de presentación de las liquidaciones, ante la crisis derivada de la pandemia por coronavirus.

En concreto, estas medidas afectan a los impuestos sobre sucesiones y donaciones, sobre transmisiones patrimoniales y el impuesto de actos jurídicos documentados, según ha informado la portavoz del Govern, Pilar Costa, durante la rueda de prensa tras el Consell de Govern.

No se exigirá el pago de los intereses moratorios correspondientes a los tres primeros meses de aplazamientos o fraccionamientos de deudas tributarias de los impuestos sobre sucesiones y donaciones y sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.

Noticias relacionadas

Estos tres meses se aplican a los aplazamientos y fraccionamientos que establezca la Agencia Tributaria de Baleares (ATIB), con ocasión de las solicitudes de las personas o entidades interesadas, a partir de la entrada en vigor de este decreto ley y hasta que finalice el estado de alarma.

Además, se amplía en un mes adicional el plazo para presentar las declaraciones de las liquidaciones del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (que habitualmente tienen un plazo de un mes) y de las autoliquidaciones del impuesto sobre sucesiones y donaciones (que habitualmente tiene seis meses).

Asimismo, el decreto ley establece diversas medidas para favorecer la tramitación telemática de procedimientos tributarios ante la Hacienda autonómica.