Algunas de las habitaciones de UCI que ahora están en uso en Son Espases. | Redacción Local

20

Baleares ha preparado un plan de contingencia por si se llega al peor de los escenarios en la epidemia del coronavirus SARS-CoV-2. El IB-Salut ha reservado 173 camas para pacientes críticos y un millar para hospitalizaciones.

Y es que aunque este miércoles sólo un 24 % de los pacientes ingresados (57 de 236) estaban en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), ya eran diez más que el día anterior.

Baleares acumula ahora 562 positivos. Este miércoles hubo un incremento de 84 contagios nuevos, una cifra que puede parecer alta pero lleva tres días consecutivos manteniéndose estable e incluso porcentualmente en descenso. Aún así, «ahora no podemos hablar de tendencias», dijo el portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas, Francesc Albertí. «Pasados los 15 días los datos serán más relevantes y se podrá vislumbrar mejor», dijo con cautela. Sin embargo el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, Fernando Simón, sí aseguró que podríamos estar en el pico de los contagios a nivel nacional.

Sanidad: «Si no estamos ya en el pico, estamos muy cerca»

Por otra parte, en Baleares, 28 personas se han curado y se han registrado 19 muertos, tres de ellos en las últimas 24 horas. Se trata de un hombre de 90 años con enfermedades previas que ingresó por neumonía en Son Espases donde murió; otro hombre de más de 75 años con patología previa respiratoria que falleció en Son Llàtzer, y un tercer varón de la misma edad que murió en el Hospital de Manacor.

Por si acaso, Baleares se prepara para lo peor, y más allá de medicalizar hoteles para pacientes leves o en fase de recuperación, el IB-Salut reserva 253 camas de hospitalización en Son Espases (196 para positivos y 57 para casos en sospecha); 200 camas en Son Llàtzer; 85 en el Hospital de Inca; 51 en Manacor; 22 en el Mateu Orfila de Menorca y 70 en Can Misses (Eivissa). Los planes de contingencia plantean agrupar, en la medida de lo posible, a este perfil de pacientes por áreas. En caso de que fuera necesario la red hospitalaria pública podría contar también con el apoyo de las clínicas privadas.

Noticias relacionadas

En cuanto a las camas de UCI para enfermos críticos, Son Espases añadiría 40 a las 33 que tiene actualmente y dipondría de 73 plazas de las que ahora sólo hay 14 ocupadas. Son Llàtzer, por su parte, sumaría 13 a sus 18 y tendría capacidad para 31 pacientes. Cabe recordar que ayer tenía a 14 ingresados en UCI. Los centros de Inca y Manacor, donde hay tres pacientes graves, podrían acoger hasta 12 más cada uno.

Por otra parte la previsión para esta semana, la más crítica de la epidemia según todos los pronósticos, es reducir la actividad quirúrgica ordinaria y mantener sólo las cirugías urgentes, oncológicas y preferentes. Además, se mantendrán los denominados equipos estancos en los servicios asistenciales de referencia para continuar con los servicios básicos pero a su vez garantizar la seguridad de los profesionales.

Por último, también ha habido un refuerzo en las contrataciones de personal hospitalario y se contratan 182 trabajadores entre médicos, enfermeros, técnicos auxiliares, técnicos de radiodiagnóstico, celadores y profesionales de limpieza.

Baja incidencia en Baleares

El Archipiélago sigue entre las comunidades con menor incidencia de casos. Sin embargo si el martes eran 40,5 positivos por cada 100.000 habitantes, ayer ya se llegó a los 45,5 y Balears pasó de ser la tercera a la cuarta autonomía con menos incidencia, por detrás de Canarias, Murcia y Andalucía.

La Rioja (239), Madrid (203) Navarra (176) y País Vasco (139) van encabezando el ránking a nivel estatal.