Pandemia de coronavirus

Aena mantiene operativas las zonas B a D del aeropuerto de Palma

| Palma |

Valorar:
preload
Imagen de archivo del aeropuerto de Palma.

Imagen de archivo del aeropuerto de Palma.

M. À. Cañellas

Aena reorganizará las instalaciones aeroportuarias para «adaptarlas a las necesidades concretas» ante la reducción de las operaciones por las restricciones de viajes impuestas para frenar el coronavirus, manteniendo operativas las zonas B a D del aeropuerto de Palma, según ha avanzado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, en rueda de prensa telemática.

En concreto, para «adaptarse a las medidas tomadas por el Gobierno» para hacer rente a la emergencia sanitaria y por el «descenso de la actividad», el gestor aeroportuario «va a ajustar la capacidad en los aeropuertos a las necesidades concretas de la operativa, según ha señalado en una nota de prensa remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La actualidad del coronavirus, en directo

El gestor reorganizará las instalaciones en un proceso «gradual» durante los próximos días y que pretende conseguir «una gestión más eficiente y garantizar que las operaciones puedan recuperarse de la misma forma que la demanda» en el momento en que se produzca «el repunte».

Ábalos ha adelantado que esta reorganización agrupará la operativa de las terminales T2 y T3 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en la T1, para posteriormente agrupar todas las operaciones en la T4.

En el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, según la nueva organización se mantendrán operativas las zonas de la A la D de la terminal 1, eliminando la operativa en la T2.

En las Islas Baleares y las Islas Canarias, tras las Órdenes Ministeriales que restringen el número de operaciones, también se realizarán adaptaciones graduales. En concreto, el Aeropuerto de Palma mantendrá operativos los módulos B (interinsulares) y D. En el módulo B también operarán los vuelos nacionales. Asimismo, en Ibiza y Menorca, se mantendrá la configuración reducida de invierno.

En Canarias se realizarán ajustes de la operativa y suspensión de la actividad en algunas instalaciones una vez finalizadas las operaciones de rescate de los turistas que estaban en las islas. En Gran Canaria se cerrará dos terceras partes del edificio terminal, en Tenerife Sur se operará en una única planta, en Lanzarote se utilizará solo la T2. Del mismo modo, en el resto de aeropuertos se mantendrán en servicio «solo las infraestructuras indispensables».

En los casos del helipuerto de Ceuta y el aeropuerto de Melilla, se mantendrán disponibles ambas infraestructuras para las excepciones al cierre del tráfico de pasajeros.
En el resto de aeropuertos de la red se adaptarán los horarios de apertura y cierre de los mismos, así como la utilización de las instalaciones, a la nueva operativa de las compañías aéreas.

Como consecuencia de estos cierres, según ha explicado Ábalos, habrá «actividades comerciales que no puedan estar operativas», por lo que Aena exonerará de los alquileres a los comercios que se vean afectados por la inactividad aérea.

Los aeropuertos mantendrán abiertos los establecimientos imprescindibles para atender a los trabajadores, proveedores y pasajeros en las instalaciones, algunos servicios de restauración en los principales aeropuertos, así como cantinas de empleados.
Además, estarán abiertas tiendas de prensa y conveniencia, que venden artículos de alimentación y bebidas. También ha asegurado que se prestará «especial atención» al abastecimiento de las máquinas de 'vending'.

Ábalos ha destacado que durante el fin de semana se han reducido un 82% las operaciones aéreas en comparación con el año anterior, un porcentaje que se ha repetido este lunes, aunque «a lo largo del día se producirán cancelaciones», por lo que «será inferior».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.