0

Las autoridades han impedido volar a una pareja que tenía previsto viajar este fin de semana a Ibiza desde el extranjero, tras detectarse, en colaboración con las aerolíneas, que habían estado en Italia.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Baleares, en el aeropuerto de origen no se les permitió embarcar en el avión por motivos de salud pública, ya que procedían de una zona de riesgo de contagio de coronavirus.

La Delegación del Gobierno también ha informado de que el aeropuerto de Palma registró este domingo la salida de 754 personas, frente a la llegada de 374 pasajeros, dentro de los trayectos programados. Cabe recordar que Baleares ha restringido notoriamente su tráfico aéreo como medida para frenar la expansión del virus.

Por otra parte, la Delegación ha indicado que las fuerzas y cuerpos de seguridad levantaron este domingo cinco actas administrativas por desobediencia en Ibiza, después de que varios vecinos se quejaran de que un grupo de personas se encontraba en la piscina de la comunidad.

Paralelamente, en Palma, los policías identificaron a una persona que metió a su perro en el coche y se dirigió a un parque a cuatro kilómetros de distancia para pasearlo.

Mientras, se levantó un acta a un ciudadano sorprendido en el poblado de Son Banya. Vestía el uniforme de su empresa y aseguró a la Policía que había salido del trabajo, pero los agentes comprobaron que no era cierto.

Igualmente, la Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido entre este domingo y lunes a cinco personas en Mallorca por desobediencia. Cuatro arrestos tuvieron lugar en Palma y el quinto, en Pollença.

Finalmente, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han desmentido un bulo en el que un hombre asegura en un mensaje de voz que se va a declarar el Estado de Excepción y anima a la gente a comprar de forma masiva en los supermercados.

«Esta información es falsa», han señalado desde la Delegación del Gobierno, que ha insistido en la necesidad de informarse a través de canales oficiales.