6

«Compartimos el diagnóstico de los empresarios del comercio de proximidad de las Islas de que el sector pasa por un momento difícil». Así lo indicó ayer el director general de Comerç, Miquel Piñol, quien explicó que una de las prioridades del Govern es «apoyar al comercio de proximidad». Por este motivo, mantienen reuniones «habituales» con las patronales para consensuar las medidas a llevar a cabo para mitigar la situación problemática que atraviesan.

Una de las medidas que están sobre la mesa y que se empezará a ejecutar a lo largo de este año es el desarrollo de los denominados ‘cielos abiertos’, que ahora se denominan áreas de promoción económica municipal. Para ello, están en contacto con municipios y consells con el fin de identificar aquellas zonas donde se podrían impulsar, así como la voluntad por parte de los comerciantes de llevarlos a cabo. «Se trata de una iniciativa público-privada con el fin de revitalizar áreas con falta de dinamización», explicó Piñol, quien avanzó que las conversaciones están avanzadas en Palma, Inca, Artà, Ibiza-Vila y Menorca. Sin embargo, no existe un único modelo de desarrollo de estas zonas, pues «depende de la tipología del municipio».

Noticias relacionadas

Otra medida de continuidad de apoyo al comercio de proximidad es una convocatoria de ayudas de un millón de euros, que el director general de Comerç espera «poder sacar lo antes posible». Recordó que el pasado año tuvo una «gran acogida» y que benefició a unos 200 establecimientos de todas las Islas el año pasado.

Por otra parte, el Govern trabaja en la elaboración de un catálogo de comercios emblemáticos, que también contarían con ayudas económicas, y que, por ahora, ya se han identificado unos 260 que podrían adherirse. Sin embargo, aún quedan flecos pendientes para definir exactamente cuáles son los que se consideran emblemáticos.

Asimismo, existe la mesa del comercio, en la que participan todas las patronales, y que este año ya se ha reunido una ocasión. «Este espacio está pensado para que también puedan participar otras instituciones, como Cort, para resolver problemas puntuales que surjan», dijo Piñol, quien insistió en la postura del Govern de apoyar a un sector que pasa por un momento que ellos mismos califican de asfixiante. «Somos conscientes de la realidad», concluyó.