Muchas familias tienen problemas para llegar a fin de mes. | Pixabay

13

El 58,4% de las familias de Baleares, exactamente 265.838 hogares, reconoce tener dificultades económicas en su día a día y llegar con problemas a final de mes, según la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y recogida por la Fundación Adecco en el informe Un empleo contra la exclusión social.

Con motivo de la celebración, el 20 de febrero, del Día Internacional de la Justicia Social, la Fundación Adecco ha dado a conocer una serie de datos, de los que se deduce que, en Baleares, el 8,8 % de las familias termina el mes «con mucha dificultad», un 21,1% «con dificultad» y un 28,5% «con cierta dificultad».

Además, Adecco asegura que el porcentaje del 58,4 % se ha incrementado un 11,4 % con respecto al año anterior, cuando alcanzó el 47,2 %. El director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, ha asegurado que «el crecimiento de variables macroeconómicas como el PIB no conlleva necesariamente una reducción de la pobreza, ya que dichas dimensiones no miden el bienestar social real».

En este contexto, Menosero ha explicado que el empleo sostenible se alza como la «principal herramienta para combatir, no solo las dificultades económicas de las familias, sino también la desigualdad social».

«El reto es que grupos de población como personas con discapacidad o mayores de 55 años, parados de larga duración no solo accedan al mercado laboral, sino que tengan garantías de tener una vida digna», ha remarcado.

En esta línea, el directivo ha remarcado que «para que el empleo se convierta en un activo sostenible para todos, las políticas de Diversidad & Inclusión empresariales adquieren un inmenso protagonismo».

Asimismo, ha destacado que el tejido empresarial tiene «mucho que decir» en el marco de la Agenda 2030 y habrá que desarrollar acciones de inclusión sociolaboral que empoderen a los más vulnerables.