Profesionales y usuarios del centro de Pere Garau, tras la rueda de prensa. | Sabrina Vidal

10

Toni Llompart es uno de los casi 30.000 usuarios del Centro de Salut de Pere Garau que alzan la voz para que se acondicione como es debido, «mi nieta de nueve años llora cada vez que tiene que venir», explica. Dolors Sastre, por su parte, se niega a entrar. Asegura que la responsabilidad no es de los trabajadores pues «han hecho todo lo posible» para luchar contra una problemática que tilda de «alarmante» y sin embargo, recuerda, «como ciudadana tengo derechos».

Urgencias colapsadas, cubos en el pasillo cada vez que llueve, cartones en el suelo, y «con las ratas ya sabemos que pasa puedes estar en consulta y verlas por la ranura de la ventilación», denuncian. Y es que los usuarios están sumando esfuerzos con profesionales del centro y el Sindicato Médico que este lunes han vuelto a hacer un llamamiento para que se construya en la zona un nuevo centro de salud. Mientras tanto, también recogen firmas.

Noticias relacionadas

«Queremos trabajar con una higiene adecuada, nos lo merecemos todos», ha eclamado la médico de familia, Lidia Ventayol. En pediatría recuerdan una gran inundación en 2016 y desde entonces «ha habido problemas periódicos», explica la pediatra Idioia Mondela. «Se ha llegado a inundar la sala de espera incluida mi consulta, son episodios periódicos que ya hemos normalizado», lamenta. Sin embargo cabe recordar que la sala de espera de pediatría está siempre llena de niños que «se tiran por el suelo, se les caen los chupetes… un día una rejilla se cayó sobre una mamá, por suerte no pasó nada», relata Mondela. «Tenemos una rejilla sin tapar y de ahí algún día volverá a salir una rata».

El presidente del Sindicato Médico, Miguel Lázaro, atribuye la principal responsabilidad al Ajuntament de Palma que a sabiendas de la problemática, que no es nueva de ahora, no ha localizado un espacio que ceder a la conselleria para la construcción de un nuevo centro. «Es vergonzoso que en un centro de salud haya varios episodios de roedores y ratas, lo que habla de la insalubridad que hay. Hace cuatro o cinco años que lo reivindican. Ha llegado la hora de tener un centro nuevo de forma prioritaria para tener las asistencia adecuada», ha comentado.

El sindicato recuerda que en reuniones con los vecinos se habló de la posibilidad de usar el espacio de los cines Metropolitan con un coste de dos millones de euros y recuerda que «nos jugamos la asistencia sanitaria a unos 30.000 ciudadanos que no son de segunda división».