Un agente secreto británico tendió una trampa en Santa Ponça para vender armas al IRA

| Palma |

Valorar:

Durante el juicio que se celebra en un tribunal de Belfast se divulgó este martes un audio grabado en un complejo turístico de Santa Ponça en agosto de 2013 en el que Colin Francis Duffy, de 52 años, intenta comprar armas a un agente del Servicio Secreto británico que se hace pasar por un empresario de la Europa del Este de vacaciones en la Isla. Junto a Duffy hay dos investigados más en el proceso, Harry Joseph Fitzsimmons, de 51 años, y Alex McCrory, de 58. Los tres son acusados de pertenencia al IRA y de preparar atentados terroristas, lo que ellos niegan, según la BBC.

En el juicio ya se han visto y escuchado extractos de vídeos del Servicio Secreto y grabaciones de audio grabadas supuesta e independientemente a los tres hombres, y que fueron realizados el día después del atentado contra un convoy policial el 5 de diciembre de 2013 en Belfast.

En la cinta de Santa Ponsa se escucha que el agente secreto se hace pasar por un rico hombre de negocios que regresa al complejo con su novia. Ambos piden lumbre a Duffy y a partir de ahí se ganan su confianza. En la conversación se oye que el agente habla de la guerra en Bosnia y de que tiene «tanques». Duffy pregunta si puede obtener «algo más que tanques», en referencia al posible suministro de cohetes RPG, detonadores, rifles de asalto AK47 y chalecos antibala. Concluyen que el problema no son las armas, sino «el transporte». El agente inflitrado señala que por unas 250.000 libras podría ir suministrando «pequeños lotes».

Duffy es una de las personas más conocidas entre los republicanos disidentes de Irlanda del Norte. Ha sido absuelto en casos judiciales relacionados con asesinatos de policías y militares. Ahora se le juzga por pertenencia al IRA y conspiración para poseer armas de fuego.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.