Explotación de menores del IMAS

Ciudadanos pide al IMAS «absoluta transparencia» sobre la prostitución de menores

|

Valorar:

El líder de Ciudadanos en Baleares, Joan Medquida, ha pedido a la dirección del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) «absoluta transparencia» con la información que aporte a la Fiscalía, que investiga los 16 casos de prostitución de menores tutelados por la entidad insular.

Mesquida ha explicado este jueves en una rueda de prensa que su partido respetará las diligencias iniciadas con la investigación del caso antes de exigir la dimisión del presidente del IMAS, Javier de Juan, si bien ha asegurado que su formación en el Consell de Mallorca exigirá «responsabilidades políticas al máximo nivel».

Ha criticado a los responsables de la institución insular porque «no puede ser que no sepan lo que hacen fuera del centro los menores tutelados» y ha lamentado que den a entender «que el problema no es tan grave».

Mesquida ha comentado que si se han producido estos 16 casos de prostitución de menores bajo tutela de la institución insular es porque «los protocolos y la vigilancia han fallado», y ha sugerido que si el IMAS no puede gestionar la tutela de estos menores, que lo realice otra institución.

En su primera comparecencia tras haber sido elegido el pasado lunes portavoz de la formación en las islas, el dirigente ha dicho que estas redes de abuso de menores tutelados por instituciones públicas constituyen «una de las cuestiones más graves que se han producido en los últimos años» y que se trata de un tipo de «corrupción» de algo «fundamental» como son los derechos de la infancia.

También ha censurado que los responsables políticos hayan argumentado, ante un problema como las redes de prostitución de menores, que es responsabilidad de la sociedad. «Es como si el ministro del Interior dice que hay delincuentes porque la sociedad forma a delincuentes», ha lamentado el líder del partido naranja en las islas.

«Es inaceptable que unos menores tutelados por la administración pública puedan acabar siendo explotados sexualmente por organizaciones delincuentes», ha concluido Mesquida.