El sector turístico es consciente de los retos a que se enfrenta en la era tecnológica

| Palma |

Valorar:
preload
Jesús Navarro moderó el debate en el que participaron Felipe López, director de Zabala en Catalunya y Balears; Onofre Pascual, CEO de Pabisa Hotel; Antonio Solans, director del sector hotelero de Bankia y Monserrate Amengual, director general de The Excellence Collection (Viva Hotels).

Jesús Navarro moderó el debate en el que participaron Felipe López, director de Zabala en Catalunya y Balears; Onofre Pascual, CEO de Pabisa Hotel; Antonio Solans, director del sector hotelero de Bankia y Monserrate Amengual, director general de The Excellence Collection (Viva Hotels).

02-12-2019 | Jaume Morey

El sector turístico de Baleares es consciente de los retos a que se enfrenta en esta nueva era tecnológica, al tiempo que ya experimenta muchos de estos cambios que ya se están produciendo. Así lo indicaron los participantes en la mesa redonda Turismo: ¿estamos preparados ante el futuro del sector? moderada por el CEO de INNSIDE, Jesús Navarro. El debate contó con las intervenciones del director del sector hotelero de Bankia, Antonio Solans; el director de Zabala en Cataluña y Baleares, Felipe López; el director general de The Excellence Collection (Viva Hotels), Monserrate Amengual; y el CEO de Pabisa Hotels, Onofre Pascual. Los dos últimos coincidieron en su percepción de la transformación del negocio por el auge de los clientes de las nuevas generaciones, que irá a más. A modo de curiosidad comentaron como hace unos años los clientes solo depositaban dinero en las cajas fuertes de las habitaciones, pero ahora su preocupación es que quepa la tablet.

En cualquier caso, su dificultad es «adaptarse a la velocidad que exige el mercado», en palabras de Amengual, quien se refirió a la tecnología como «un ciclón». Por su parte, López habló de «hacer pruebas, aunque sea costoso, para anticiparse al mercado», mientras que para Pascual el reto a que se enfrenta el sector es «saber focalizar, acertar en su segmento».

Sobre cómo ven el futuro modelo del negocio turístico respecto del actual, los dos representantes hoteleros de Mallorca coincidieron en su análisis. Pascual y Amengual consideraron que los grandes cambios no se darán tanto en infraestructuras, pues el margen de maniobra es más bien escaso una vez acometidas reformas de modernización y eficiencia energética, sino que estarán vinculados a la relación con el cliente. «Será mucho más tecnológico, en busca de experiencias y con una gran concienciación medioambiental», reconoció Pascual, quien admitió que «hay mucho por hacer en estos tres aspectos». Amengual, por su parte, indicó que el modelo «será el mismo, porque al fin y al cabo es de ofrecer servicios», aunque la tecnología y la sostenibilidad «jugarán un papel muy importante». «Habrá que ofrecer un producto más personalizado, muy completo, revisándolo de forma habitual», concluyó Solans.

Otros aspectos que se trataron fue el acceso a la financiación y de que forma influye la dimensión empresarial en el proceso de transformación. En ambas cuestiones los participantes coincidieron en sus respuestas y aseguraron que a la hora de lograr financiación lo que importa es el proyecto. En cuanto al tamaño de la empresa, reconocieron que las grandes lo tienen más fácil que las pymes si bien valoraron que han aparecido nuevas empresas tecnológicas que ofrecen soluciones a todos los hoteleros.

Los ponentes también debatieron sobre la preparación del personal ante los cambios. Amengual admitió las dificultades de encontrar personal cualificado tanto en Baleares como en el Caribe y Pascual habló de la necesidad de que las empresas formen a sus empleados.