Los terrenos de Son Busquets ocupan una zona muy extensa de Palma y es una de las zonas donde está prevista la ampliación de la ciudad. | T. Ayuga

18

El Gobierno central mantiene congelada la subasta de los terrenos del acuartelamiento de Son Busquets, en pleno corazón de Palma, a petición de las instituciones de Baleares, que confían en poder llegar a un acuerdo con el nuevo Gobierno que evite la venta de estos solares por esta vía. Representantes del Govern y de Cort han mantenido contactos con los responsables del Ministerio de Defensa para convencerles de que frenen la subasta. Por el momento, les han hecho caso y e departamento que dirige Margarita Robles ha frenado la operación.

La suspensión de la venta no tiene nada que ver con el hecho de que el Gobierno esté en funciones, sino con las negociaciones que el Govern quiere abrir a partir de la constitución del nuevo Gobierno. De hecho, la decisión del Consejo de Ministros de sacar los terrenos a subasta se tomó el pasado mes de julio, cuando el Gobierno de Pedro Sánchez estaba en funciones.

La propuesta que planteará el Govern al Ministerio de Defensa, titular de los terrenos, es que los venda a un precio razonable al Ministerio de Fomento para poder construir las casi mil viviendas que permite la ordenación urbanística de la zona. Hasta ahora, la intención del Ministerio de Margarita Robles era promover una subasta ya que de esta manera espera conseguir más dinero para el Ministerio que a través de una venta directa a Fomento.

Noticias relacionadas

El Gobierno ha tasado los terrenos en 45,8 millones de euros, precio por el que salió la subasta, pero el Consell de Mallorca ha realizado una valoración a la baja ya que las opciones urbanísticas de la zona han cambiado. En esa tasación de 45,8 millones de euros se incluye la posibilidad de construir una gran zona comercial en el antiguo acuartelamiento, que da más valor a los terrenos.

En el Consell advierten, sin embargo, que debe hacerse una valoración a la baja ya que la aprobación del Plan de Equipamientos Comerciales de Mallorca (Pecma) durante la pasada legislatura impide la construcción de esta gran zona comercial. Esta circunstancia hace que el valor de los terrenos sea inferior al que calcula el Ministerio de Defensa.

Responsables del Govern y de Cort creen que esa rebaja en el precio real del acuartelamiento permitiría que los terrenos los compre Fomento para propiciar la construcción de vivienda protegida.

En cualquier caso, en las instituciones de las Islas hay satisfacción por el hecho de que, de momento, se ha podido parar la subasta temporalmente y se confía en que el nuevo Ejecutivo sea más receptivo a las peticiones de Baleares. En cualquier caso, también creen que la solución a este problema no será inminente.