Irene Villa, este sábado en el congreso Despertar Emociones, que se ha celebrado en el Trui Teatre de Palma. | Pere Bota

3

El congreso Despertar Emociones ha congregado este sábado en el Trui Teatre a más de 800 personas que se acercaron para escuchar las historias vitales de Irene Villa, víctima de ETA y escritora; el escritor y profesor Borja Vilaseca, así como el psicólogo y psicoterapeuta Roberto Aguado.

El tema sobre el que centraron su ponencias los conferenciantes fue el miedo. Mediante anécdotas y experiencias vividas, los protagonistas explicaron los mecanismos del miedo y técnicas que han desarrollado a lo largo del tiempo para revertirlo y transformarlo en energía positiva.

«Al final, nada de lo que uno teme ocurre. Uno se pasa más tiempo sufriendo por lo que va a pasar que luego sufriendo cuando cuando aquello que temías pasa. Es mucho peor el miedo a sufrir que el sufrimiento en si mismo. Todo lo que he temido en mi vida no ha pasado. Y, sin embargo, lo que jamás me podía imaginar ocurrió: aquel atentado y el accidente de esquí por culpa del que casi me quedo tetrapléjica por una lesión en el cuello. Mi mensaje es que hay que saber gestionar el miedo, abrazarlo y vencerlo para poder vivir en paz», explicó una sonriente Irene Villa.

Preguntada por cómo gestiona ella el miedo en su vida cotidiana, Villa apuesta por «hacerlo sin más. Enfrentarme a ello. En mi caso, cantaba mientras esquiaba. Parece una tontería pero me funcionó». «El auto lenguaje positivo, el empoderamiento psicológico y mental, el repetirse a uno mismo ‘sí puedes’ o ir riendo o cantando, resulta que así se afronta el miedo. Y así se supera», asegura. «También es importante saber perdonarse a uno mismo porque, de esta manera, uno se libera y deja atrás muchas preocupaciones».