Previous Next
8

El comercio electrónico ha llegado para quedarse y es un actor más en juego, por no decir el más importante. Así lo reconocen patronales del pequeño y mediano comercio y grandes superficies. En Baleares, la población que realiza compras por internet se ha multiplicado por 114 en la última década, lo que significa que se ha más que duplicado.

Según la última ‘Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los hogares’ que publicó hace unos días el Instituto Nacional de Estadística, siete de cada diez ciudadanos de Baleares ha comprado a través de internet. Además, Baleares figura entre las comunidades con el porcentaje más elevado de compradores en línea.

Un total de 586.984 personas de entre 16 y 74 años de Baleares adquirió algún producto por internet en el último año, más del doble de los 273.685 que hicieron lo mismo en 2009. Como se aprecia en el gráfico adjunto, se ha registrado un incremento en todos los tipos de bienes, que en muchos casos se triplica.

Vacaciones

Alojamiento de vacaciones es lo que más compran los ciudadanos de Balears por internet tanto en 2019 como en 2009. Más de la mitad de la población que adquiere productos en línea son de este tipo. Como dato curioso, según se aprecia en el gráfico, la adquisición de billetes de transporte público y alquiler de coches a través de internet era más elevada hace diez años que en la actualidad. Esto puede deberse a que a día de hoy han cambiado las fórmulas de adquisición de muchos productos vacacionales y es habitual que se adquieran paquetes en los que se incluye el alojamiento de vacaciones y otros servicios, así como el billete de avión.

Por otra parte, es destacable el incremento exponencial de la compra por internet de material deportivo y ropa. Mientras que en 2009 solo adquiría en línea estos productos un 15,4 % de los compradores, a día de hoy lo hace más de la mitad de la gente que compra por internet, un 54 %, y representa ya el segundo producto más importante tras el alojamiento de vacaciones. Cabe destacar, en este sentido, que en los últimos años ha habido un boom de plataformas que comercializan productos en línea. Además, cada vez son más las marcas que permiten a los clientes adquirir sus productos directamente a través de su web. Una práctica a la que se ha sumado la mayoría de grandes superficies, que incluso han desarrollado aplicaciones para facilitar el proceso de compra a través de smartphones y tablets, algo impensable hace una década.

Rebajas

Asimismo, hay que tener en cuenta que la irrupción de internet ha supuesto un aumento de la competencia y una mayor facilidad para el cliente para encontrar el producto que sea al mejor precio posible. Comprar en la otra punta del mundo ya no es un inconveniente. A un solo ‘clic’ desde casa, la compra llega en unos pocos días.