La quiebra de Neckermann se había convertido en el principal problema para cerca de 200 hoteleros de las Islas a corto y medio plazo. | Reuters

0

Los grupos turísticos alemanes TUI, FTI, Alltours, DER Touristik y Schauinsland Reisen han negociado en la última semana con los hoteleros de Mallorca afectados por la quiebra de Thomas Cook y su filial en Alemania, Neckermann, los cupos de camas contratados por el touroperador fallido para la temporada de verano de 2020. Neckerman había firmado contratos para la próxima temporada por un montante global de 400.000 reservas, las mismas que este año.

Este número de reservas es el que se han repartido el resto de touroperadores alemanes. TUI, al disponer de aerolínea propia (TUI Fly), es el que mejor está posicionado para coger el mayor número de reservas de Neckermann en los hoteles con los que operaba en la Isla.

Fuentes de TUI indican que «el objetivo es quedarnos con unas 100.000 reservas (25 % del total) porque tenemos capacidad para ello. Estamos negociando con los gestores de los 42 establecimientos que Thomas Cook explotaba hasta ahora en régimen de exclusividad en Mallorca».

Las mismas fuentes indican que los precios que los hoteleros habían pactado y firmado con Neckermann «se van a respetar porque no es el momento de aprovecharse de nadie. El objetivo es salvar un destino vacacional y esto lo estamos realizando en el resto de zonas vacacionales existentes en otros países del Mediterráneo oriental y Grecia».

Desde las asociaciones hoteleras de la Isla destacan la actitud de los grupos turísticos germanos, aunque reconocen que los nuevos contratos que se están formalizando incluyen toda una serie de contrapartidas que benefician a los touroperadores: «Es la única solución y satisfechos nos podemos quedar con la rapidez con que que han actuado para tranquilizar el ánimo empresarial. Es lógico que impongan sus condiciones, pero también es importante que no presionen a la baja en materia de precios», afirman.

Con la misma estrategia están actuando Alltours, FTI, Schauninsland Reisen y DER Touristik. Para este último grupo ha supuesto disponer del número de camas en Mallorca que hasta la fecha no podía tener por la fuerte competencia que imperaba.

Los touroperadores que están contratando las reservas de Neckermann no pueden comercializar esta nueva oferta en sus folletos de verano, ya que están en la imprenta a punto de salir a la calle. La única solución que hay, según indican desde sus departamentos de márketing y contratación, «es que se utilizarán todos los canales telemáticos y páginas web de cada grupo turístico para ofertarlas otra vez al mercado».

Los hoteleros confían ahora en que, al final, los cupos se pueden vender en el mercado alemán, «ya que la venta on line es la que más está creciendo en este país».