Imagen de la pantalla de vuelos cancelados en el aeropuerto de Son Sant Joan. | Pere Bota

4

La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) y la Asociación de Empresas de Distribución de Alimentos, Bebidas y Limpieza de Baleares (ADED) celebraron este miércoles en Palma asambleas extraordinarias para analizar los efectos de la quiebra de Thomas Cook en sus empresas asociadas y evaluar las medidas legales para recuperar las deudas.

La FEHM puso en conocimiento de los presidentes y gerentes de las 23 asociaciones todas las medidas legales que se puedan llevar a cabo para reclamar judicialmente los impagos del touroperador.

Miguel Fluxá: «La quiebra de Thomas Cook era inevitable, pero que siga Condor es una salvación»

«Los hoteleros afectados recibirán todo el asesoramiento jurídico para actuar en consecuencia y reclamar la deuda anterior a la presentación de la quiebra y la que se ha generado desde este lunes», indicaron este miércoles fuentes de la patronal hotelera mallorquina.

En la asamblea la presidenta de la FEHM, Maria Frontera, y el presidente de la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Baleares (ACH), Gabriel Llobera, dieron cuenta de las reuniones que se han mantenido en últimos días en Madrid con la ministra de Turismo, Reyes Maroto, y la de este miércoles con el Govern.

Trabajadores de Thomas Cook: «Nos sentimos abandonados por el Govern»

En la misma se dio a conocer las zonas turísticas de la Isla más afectadas, entre ellas la Platja de Palma, Palmanova-Mafaluf, Peguera, Cala Millor, Capdepera, Alcúdia-Can Picafort, y Cala d’Or.

«Prácticamente todas las zona están afectadas porque operan tanto con el mercado alemán como británico, pero los enclaves que funcionan en su gran mayoría con el turismo procedente del Reino Unido son las que más deuda acumulan. Con el mercado alemán lo que afecta son los turistas que dejan de venir por no permitirse en los aeropuertos germanos la facturación a los clientes de Thomas Cook», añadieron desde la FEHM.

El presidente de ADED, Bartomeu Servera, tras finalizar la asamblea dio a conocer ayer el volumen total de las deudas en su colectivo, las cuales ascienden a los 2,3 millones de euros y afectan a 15 empresas.

Baleares pide ayuda tras la quiebra de Thomas Cook

«Se reclamarán judicialmente los impagos para lograr recuperar las cantidades que el grupo turístico adeuda a los distribuidores en los hoteles de Thomas Cook. En este volumen de deuda no incluimos los productos de multinacionales ni de las empresas radicadas en la Península. La situación es muy delicada porque afecta a la viabilidad futura de gran parte de las empresas perjudicadas por el cese de operaciones de Thomas Cook», afirmó Servera.