Representantes de distintas entidades culturales apoyaron a Joan Sala y le acompañaron a los juzgados.

27

El director de Comanegra, la editorial catalana que publicó el cómic satírico sobre lo sucedido en Catalunya el 1 de octubre de 2017, On és l’Estel·la?, no aceptará las demandas que le hace el sindicato policial Jupol y, por lo tanto, afrontará la querella criminal que previsiblemente ratificará el sindicato al no llegarse un acuerdo.

Para evitar querellarse, Jupol exige que Comanegra y el resto de denunciados (la Conselleria de Cultura, el Institut d’Estudis Baleàrics y el autor de las ilustraciones, Toni Galmés) se excusen públicamente ante la Policía Nacional y la Guardia Civil, que retiren y eliminen los ejemplares de On és l’Estel·la?, que se prohíba su publicación y distribución y que se abstengan de editar y subvencionar otras obras que «atenten» contra los cuerpos de seguridad del Estado, además de abonarles la cantidad simbólica de 1 euro.

Joan Sala es el director de Comanegra. Este miércoles viajó a Palma para acudir al acto de conciliación. Sin embargo, el juez lo suspendió en el último instante. Un portavoz del sindicato informó a este diario que se suspendió a instancias de Jupol, que lo solicitó tras conocer que no se había logrado localizar a Toni Galmés. Previsiblemente, el juez fijará otra fecha para el acto una vez se consiga localizarle y citarle formalmente.

Sala apeló a la libertad de expresión y creación artística y al género de la sátira para defender la legalidad de la publicación. Asimismo, consideró que la denuncia busca «atemorizar» a los ciudadanía y a los creadores, favoreciendo la autocensura y abriendo la puerta a la censura previa.

Personalidades del ámbito político y cultural arroparon y mostraron su apoyo a Joan Sala en la (frustrada) citación judicial. Acudieron representantes de los gremios de libreros y de editores, de la OCB, de la Assemblea Sobiranista, del STEI o del senador autonómico de Més Vicenç Vidal.

Las explicaciones del Govern

Los abogados de Jupol están analizando el escrito que les envió la Conselleria de Presidència, Cultura i Igualtat para aclararles las razones legales (y avaladas por un juez) por las que no acudieron al acto de conciliación y sus explicaciones sobre la subvención de 1.000 euros que On és l’Estel·la? recibió del erario autonómico. Este diario preguntó al sindicato cómo valoraba las explicaciones del Govern balear . La respuesta fue: «nuestros abogados la están analizando».