Vista del aeropuerto de Palma. | Pere Bota

0

El embajador del Reino Unido en España, Hugh Elliott, ha enviado este miércoles un mensaje de confianza sobre las perspectivas del turismo británico en España, después de la quiebra del turoperador Thomas Cook.

«Sabemos que hay mucha gente preocupada en España por esta situación y somos conscientes de que es un momento difícil», ha señalado Elliott, para avanzar que las perspectivas para los próximos meses «son positivas y hay diversas empresas y turoperadores británicos que están experimentando un crecimiento en sus operaciones».

Asimismo, ha subrayado, en un comunicado, que los hoteles con clientes con paquetes vacacionales de Thomas Cook afectados por la quiebra de este histórico operador «pueden estar tranquilos porque están cubiertos por la garantía Atol y van a poder cobrar.,
En este sentido, ha aclarado que la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA) ha enviado una carta a todos los hoteles que alojan a clientes protegidos por el certificado ATOL, garantizándoles el pago desde la fecha de llegada hasta la de salida.
El embajador, que lleva un mes en el cargo, ha alabado la «magnífica y muy variada oferta turística de España», destacando, al mismo tiempo, el récord en el número de españoles que visitan el Reino Unido (2,5 millones en 2018).

En cuanto al volumen de turistas británicos en España, ha recordado que los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que, en 2019, se superarán por tercer año consecutivo los 18 millones de visitas, lo que es «una cifra récord».

Además, ha matizado que este resultado supone seis millones de visitas más que en 2010, es decir, un incremento del 50 %, y que el mercado emisor británico supone el 22 % del total de turistas internacionales en España, además de que su gasto equivale al 1,5 % del PIB español.

Aunque las últimas cifras registran un descenso «mínimo» en el número de afluencia respecto a 2018 (el total se mantiene por encima de los 18 millones), «el gasto ha experimentado un leve aumento, a pesar de la situación de la libra, lo que muestra la resistencia del gasto turístico británico», ha recalcado.

Por otro lado, ha aportado los datos de la CAA, que informa de que, en los dos primeros días tras que lleva la operación para facilitar el regreso a casa a los 150.000 afectados por la quiebra en todo el mundo, ya han vuelto casi 30.000 personas al Reino Unido, lo que supone el 20 % del total.

Este miércoles, el objetivo es que haya más de 70 vuelos, con capacidad para más de 16.500 personas, ha agregado Elliott.