Pasajeros frente un mostrador de Thomas Cook. | STEFANOS RAPANIS

0

El ministerio de Exteriores polaco confirmó este miércoles que alrededor de 3.600 turistas polacos de la filial de Thomas Cook en Polonia, Neckermann Polska, se encuentra en el extranjero pasando sus vacaciones, aunque precisó que solo algunos, varios de ellos en Mallorca, están afectados por la quiebra del grupo.

«De estos turistas que actualmente se encuentran en 29 países, solo un pequeño grupo ha reportado problemas derivados de la situación financiera de la mayorista de viajes», precisó hoy el viceministro de Exteriores, Szymon Szynkowski, en rueda de prensa.
Szynkowski precisó que los principales problemas se han dado en Mallorca, Turquía y Túnez.

«Hemos dado orden a nuestros cónsules en esas regiones para que asistan a los turistas afectados», añadió el viceministro.

La división polaca de Thomas Cook, Neckermann Polska, se declaró insolvente tras la quiebra de su matriz.

El viceministro subrayó que los turistas pueden contar con la garantía de que la compañía aseguradora con la que Neckermann Polska mantiene contrato, Allianz, responderá en caso necesario.

Este miércoles en la página web de Neckerman Polska se puede leer un mensaje donde la compañía anuncia el cese de actividades y adelanta que, «en los próximos días», solicitará formalmente la declaración de quiebra.

Neckerman Polska era hasta ahora uno de los principales turoperadores en Polonia, donde empleaba a más de 140 personas.