Los militantes guardaron un minuto de silencio por la mujer asesinada en la Colònia. | Jaume Morey

26

Més per Mallorca concurrirá a las elecciones del 10 de noviembre. Lo hará junto a Esquerra Illes y Més per Menorca y Guillem Balboa volverá a encabezar la candidatura al Congreso. Únicamente hay dos diferencias respecto a las elecciones anteriores: el nombre de la candidatura, que esta vez no será ‘Veus Progressistes’ sino ‘Més Esquerra’; y Ara Eivissa, que se descuelga de la colación –pero la apoya, y pedirá el voto por esta opción– de la que sí formó parte en los comicios del 28 de abril.

Ésta era la propuesta de la ejecutiva de Més per Mallorca, que la asamblea de militantes ratificó anoche en el auditorio de la sede de Comisiones Obreras por una amplia mayoría: 102 votos a favor, 28 en contra y 8 abstenciones.

La candidatura al Congreso será casi idéntica a la anterior: Guillem Balboa será el número 1, Patrícia Font (Més per Menorca) será la número 2 y Mateu Matas ‘Xurí’ (Esquerra) el número 4. El 28 de abril, el número 3 fue el ibicenco Arnau Xavier Mañas, pero esta vez no lo será a raíz de la salida de Ara Eivissa. Sin embargo, se intentará que un independiente de las Pitiüses ocupe su puesto. Gent per Formentera tampoco va a formar parte de la coalición: sus estatutos se lo impiden.

Por contra, la candidatura ecosoberanista al Senado aun no está clara. Parece que lo más probable es que Més Esquerra concurra en solitario, pero no se descarta volver a hacerlo con Podemos, como el 28 de abril. Los nombres de la lista también están pendientes de decidir.

Bel Busquets, la coordinadora de la formación, destacó ante los medios que se había realizado «un debate sincero y propio del partido» y que Més «defenderá los valores» que les distinguen: «el soberanismo, la defensa de Baleares y una voz propia en Madrid».

También cargó contra «la incapacidad del PSOE y Podemos» por no haber alcanzado un acuerdo para formar Gobierno y avanzó que los ecosoberanistas harán «una campaña austera pero reivindicativa».

A pesar del resultado, que por un amplio margen aprobó la opción planteada por la ejecutiva, varios militantes pusieron sobre la mesa otras posibilidades ante el 10-N. Una de ellas, que defendió Neus Truyol, era la de no concurrir. Señaló que Més tiene otras prioridades más urgentes para afrontar. Otros militantes defendieron pactar una lista formada por independientes con el PI; otros, en una línea similar, propusieron una «lista de país» también con independientes; otros consideraron que había que «replantear» el pacto –para la candidatura al Senado– con Podemos, y otros incluso pusieron sobre la mesa la posibilidad de alcanzar un acuerdo con Más Madrid, el partido de Íñigo Errejón.

El 28 de abril, Veus Progressistes obtuvo poco más de 25.000 votos, menos del 5 % de los sufragios de Baleares.