Imágenes de cientos de turistas afectados este lunes en el aeropuerto de Palma por la quiebra de Thomas Cook. | Pilar Pellicer

83

El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ha asegurado que el Govern ha trabajado el fin de semana, coordinado «con un grupo de empresas que estaban buscando mecanismos para colaborar con Thomas Cook en tener una cantidad económica necesaria para su financiación» y también con el ejecutivo central, pero el Gobierno británico no ha avalado la operación.

Tras la suspensión de pagos del grupo turístico británico Thomas Cook esta madrugada, el conseller Negueruela ha explicado en una rueda de prensa que ha habido un grupo de empresas que «han buscado una solución» en Baleares, «para la posibilidad de una refinanciación de una parte que era lo que había transmitido Thomas Cook a esas empresas que necesitaba».

«Esa parte, después de todos los esfuerzo necesarios, prácticamente se alcanza, así lo transmite al Gobierno de España y Reino Unido finalmente no valida la operación porque faltaba una parte por financiar», ha detallado.

No ha precisado la cuantía de dicha refinanciación, pero ha dicho que eran «cantidades muy importantes de las que se estaba hablando».

Si bien la operación se coordinaba desde Baleares, en todo momento estaban coordinados con el Gobierno por medio de la secretaria de estado de Turismo, Bel Oliver, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo Reyes Maroto «para que el Gobierno de España avalase esa operación y también la trasladase al Gobierno británico», ha detallado.

Noticias relacionadas

«Al final el Gobierno británico no ha avalado la otra parte de la operación y por tanto el grupo no ha aguantado y ha declarado la quiebra», ha zanjado Negueruela.

Además, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, también ha explicado que inversores canarios ofrecieron financiación a Thomas Cook para evitar su caída a través del «rescate» que se intentó pero que finalmente no tuvo éxito.

Proteger a los turistas

Negueruela ha asegurado que la prioridad del Govern tras la quiebra de Thomas Cook «es proteger nuestro destino y proteger a los turistas» en cualquier circunstancia que se encuentren y «pase lo que pase».

Negueruela ha dicho no contar todavía con cifras exactas de los turistas afectados, en una rueda de prensa después de que la empresa británica se haya declarado este lunes en suspensión de pagos, dejando a miles de turistas británicos varados a la espera de su repatriación.

«En este país no veremos escenas como las vistas en otros países durante este fin de semana», ha dicho Negueruela. «Luego ya veremos qué mecanismos de protección tenemos que darnos», ha añadido.